Las barras de sonido hace tiempo que han dejado de ser el patito feo del mundo del audio y son cada vez más sofisticadas, por lo que cada vez estamos viendo más fabricantes sacando al mercado conjuntos de barras de sonido 5.1 que, en muchos casos, son de mayor calidad que muchos de los packs de altavoces 5.1 que puedes comprar.

De todos modos déjame explicarte en qué consiste una barra de sonido 5.1, porque a menudo veo algo de confusión al respecto.

Qué necesitamos para que nuestra barra de sonido sea 5.1

Hablamos de equipo 5.1 cuando tenemos tres canales frontales, el derecho, izquierdo y el central, más dos altavoces surround detrás nuestro, más el subwoofer, que al ser una señal LFE es algo así como medio canal, de ahí que se denomine .1 (3 canales frontales + 2 traseros + .1 del subwoofer= 5.1).

Esta es la configuración básica del sonido envolvente, con la que los Home Cinema han funcionado durante tanto tiempo, y si la trasladamos a otro tipo de altavoces es exactamente lo mismo, y necesitaremos el mismo número de canales para replicarlo con una barra de sonido.

Por lo tanto, para que una barra de sonido sea 5.1 necesitamos que la barra disponga de 3 canales frontales, y que luego venga acompañada de dos altavoces surround más un subwoofer. Cualquier barra de sonido que no disponga de estos elementos no es 5.1, quiero que esto quede muy claro.

Barras de sonido 5.1: Lo que necesitamos

Me empeño en aclarar esto porque algunos fabricantes anuncian en sus especificaciones un sonido 5.1 pero no cuentan con tal cantidad de canales. Es otra trapa más que algunos hacen, ya que con lo único que cuentan es con un procesamiento virtual del sonido, el famoso surround virtual, que trata de emular un sonido de 5.1 sin tenerlo.

Ya lo he dicho varias veces en esta web, pero lo vuelvo a decir, estos modos surround virtuales son una chufla, y no ofrecen ni de lejos una experiencia envolvente. Es verdad que hay algunos modos, como el DTS Virtual X que es efectivo al aumentar la sensación inmersiva (sobre todo en barras de sonido Yamaha), pero repito que están muy lejos de emular al 100% la experiencia de un verdadero equipo 5.1.

He visto incluso alguna vez anunciadas en las especificaciones que la barra era 5.1 solo por tener 6 transductores, como dando a entender que por el hecho de tener 6 drivers ya es suficiente para considerar a una barra de sonido como 5.1.

Esto es otra trampa para atrapar a despistados, ya que una barra de sonido puede tener 6 transductores, pero tener únicamente dos canales (es el caso de la Samsung HW-MS550, por ejemplo). Repito una vez más, el 5.1 te lo da tener esos 5 canales más el subwoofer, todo lo demás es un engaño.

Por tanto, nos encontramos con que, para tener una barra de sonido 5.1, necesitamos que esta barra sea primero de 3 canales, luego que venga acompañada, o se puedan adquirir aparte, de altavoces surround traseros, y por último que venga junto a un subwoofer o se pueda conectar uno aparte.

Opciones de barras de sonido 5.1 en el mercado

El mercado ofrece algunas configuraciones de este tipo. Una de las compañías que más han apostado por ello es Samsung.

Samsung

En la gama media tiene varios modelos. Hablamos de la HW-N550 (mismo modelo que la HW-K550, pero más reciente) y la HW-N650. Estas dos barras vienen con una configuración de 3.1 canales, con un canal central dedicado a las voces y un subwoofer externo inalámbrico, y ambas pueden ser ampliadas mediante el kit de altavoces surround SWA-8500S.

Entre estas dos, la HW-N650 es mejor opción y de mejor calidad, ya que tiene un woofer más por canal, con lo que sus frecuencias medias suenan mejor. Además, en algunos sitios puedes encontrar que se vende en un pack directamente con los altavoces surround incluidos, con lo que ya tendrías el pack 5.1 completo y no tienes que preocuparte de buscar los altavoces surround.

Por otra parte, las barras de sonido Sound+, presentadas por Samsung a principios del 2017, también son compatibles con un kit de altavoces traseros. Hablamos de la HW-MS650 y la HW-MS750.

Estas barras de sonido tienen una soberbia calidad de sonido. Cada una de ellas cuenta con 3 canales, pero la HW-MS750 tiene además dos canales adicionales que proyectan el sonido hacia arriba, de manera similar a cómo lo hace Dolby Atmos. A ambas barras se les puede añadir un subwoofer externo, el SWA-W700.

Estas barras son también compatibles con el kit Samsung SWA-9000S. Otros puntos fuertes de las barras Sound+ son su conectividad, con múltiples puertos HDMI, entradas de audio digital óptico y conectividad Bluetooth y WiFi.

Por último, mencionar también las barras Samsung con Dolby Atmos, como la HW-N850 y la HW-N950, o las más recientes HW-Q70R y HW-Q90R. Estas barras gozan de un sonido verdaderamente espectacular gracias a su gran número de transductores para un sonido Atmos y DTS:X, pero obviamente también reproducen sonido 5.1 de manera espectacular.

Lo único que debes tener en cuenta es que la HW-N850 viene sin los altavoces traseros, pudiendo comprar los SWA-9000S para ella, mientras que la HW-N950 ya los trae incluidos.

LG

LG no tiene muchas barras de sonido 5.1, y las que tiene son sus modelos de gama alta con Dolby Atmos: la SK9Y y la SK10Y.

Ambas son barras con uan configuración de 5.1.2 canales y compatibles con Dolby Atmos, pero la segunda es mejor en sonido por la colaboración de Meridian, una reputada marca de audio de alta fidelidad que ha empezado a trabajar con LG en el diseño de algunos de sus altavoces.

Sony

Sony es otro de los fabricantes que más fuerte ha apostado por las barras de sonido 5.1 con altavoces dedicados.

La Sony HTRT3 y la HTRT4 son los más económicos. Ambos equipos son idénticos en prestaciones, y únicamente los diferencia que los altavoces surround en HTRT3 son pequeños y pensados para instalar colgados en la pared, mientras que en la HTRT4 son altavoces de pie, perfectos para dejarlos en el suelo y no complicarse mucho la vida con su instalación.

De todos modos has de saber que la calidad de estas barras de sonido es muy justita, y sirven para ofrecer un sonido envolvente a muy bajo precio, pero sin deslumbrar en cuanto a sonido. Además, no son compatibles con DTS, con lo que únicamente reproducirán sonido 5.1 con audio Dolby.

Otro inconveniente de estas dos barras es que los altavoces surround son cableados, no inalámbricos, lo que puede suponer un incordio para su instalación.

Si quieres algo mejor, por parte de Sony tienes la Sony HT-ZF9, que es una barra de sonido 3.1 a la que se le pueden añadir los SA-Z9R (estos si inalámbricos) para formar un equipo 5.1. La particularidad de esta barra es que es compatible con Dolby Atmos y DTS:X, aunque la experiencia con estos formatos está muy lejos de ser real por la ausencia de canales aéreos. Pero en cuanto a sonido 5.1 es una barra muy resultona.

Sonos Playbar y Sonos Playbase

Sonos es probablemente de las primeras compañías en apostar por las barras de sonido 5.1, primero con la Sonos Playbar, luego con la Playbase y por último con la Sonos Beam.

Estas son unas barras de sonido 3.0, excepto la Playbase que es una base de sonido. A todas ellas se les puede añadir el Sonos SUB, un impresionante subwoofer inalámbrico con driver dual, y se pueden comprar dos Sonos Play 1 para configurarlos como altavoces traseros surround, conformando así un equipo 5.1 completo de muchísima calidad en cuanto a sonido, aunque a un coste bastante elevado.

La Playbase tiene la particularidad de tener un subwoofer interno, con lo que quizás puedas ahorrarte comprar el subwoofer externo. Obviamente es una solución a medias, y sus graves nunca pueden compararse con los del Sonos SUB, pero para mucha gente son más que suficientes.

Otro impedimento de Sonos, precio aparte, es que sus productos no son compatibles con DTS. Esto no es un problema si todo lo que ves son películas y series de servicios en streaming como Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Movistar y demás televisiones online, pero si tienes un reproductor BluRay y muchos discos con audio DTS, es mejor que mires las otras opciones.