Dolby y DTS: Todo lo que debes saber sobre los formatos de audio multicanal

Dolby y DTS son dos formatos de audio multicanal, ampliamente utilizados en la industria audiovisual. Los puedes encontrar en DVD, Blu-Rays, en las retransmisiones de la TDT, video en streaming e incluso videojuegos, y los pueden reproducir tanto los televisores como los equipos de Home Cinema, entre los que se incluyen las barras de sonido.

Sin embargo, aún existe cierto desconocimiento sobre ellos. En este artículo trataremos de responder a las preguntas más frecuentes sobre estos formatos.

¿Qué es Dolby?

Dolby Digital es un formato de audio multicanal, que consta en concreto de 5 canales de sonido independientes: los canales izquierdo y derecho delanteros, un canal central, los canales derecho e izquierdo traseros (o surrounds) y otro denominado LFE (Low-Frequency Effects, o “efectos de baja frecuencia”), el comúnmente conocido como subwoofer, encargado de proporcionar los sonidos más bajos del espectro de frecuencia, incluso los que no oímos pero sí podemos sentir en forma de vibración, como sucede con las explosiones o el motor de un coche. Puesto que el canal LFE emplea únicamente la décima parte del ancho de banda que el resto de canales, se le llama canal .1, de ahí que hablemos de audio 5.1.

DTS y Dolby: surround 5.1

By Kamina (Own work) [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Aunque Dolby ya se había probado con sonido estéreo anteriormente, no fue hasta el estreno de Batman Returns en 1992 que nació el Dolby Digital 5.1, adelantándose por poco al estreno de Jurassic Park, que fue quien estrenó el DTS.

Dolby Digital se mezcla desde una fuente original PCM de 48 Khz y hasta 24 bits, y se exporta a un archivo AC-3 comprimido con una tasa de bits de un máximo de 448kbps. Al haber pérdida de información, el tamaño del archivo AC-3 resultante es pequeño, ahorrando espacio de almacenamiento y de ancho de banda.

Este escaso tamaño, en comparación con DTS, es lo que ha hecho que Dolby sea el formato más usado en aquellos soportes que requieren de una mayor economización de espacio y de ancho de banda, entre los que se encuentran, por ejemplo, los DVD, la TDT, la IPTV o los servicios de VOD (Video On Demand).

¿Qué es DTS?

DTS es otro formato de audio multicanal, competencia directa de Dolby. Consta exactamente de los mismos canales: 6, con dos altavoces izquierdo y derecho frontales más otro central, dos altavoces izquierdo y derecho traseros y el canal LFE. La primera película en adoptar este formato fue Jurassic Park, en 1993.

DTS se obtiene de una fuente original PCM a 48 Khz y hasta 20 bits, y aunque también comprime datos, la compresión es menor, librando archivos con una tasa de bits generalmente entre 768kbps y su máximo de 1536kbps.

¿Qué diferencia hay entre ambos formatos?

La diferencia clave está en la compresión. Ambos entregan un archivo de sonido con pérdida, solo que la compresión de Dolby es mayor. De ahí que haya la idea extendida de que DTS ofrece un sonido de más calidad, pues tiene menos compresión y mayor fidelidad a la fuente original.

No obstante, las diferencias son inapreciables, a no ser que se disponga de un equipo de sonido de muy alta gama y un oído muy afinado. Lo cierto es que la compresión de Dolby es más eficaz, por lo que a efectos prácticos ambos formatos entregan la misma calidad, y la mayoría de los mortales son incapaces de encontrar diferencias en una escucha a ciegas entre ambos formatos.

dolby y dts

¿Cuál es el más popular? ¿Donde se utiliza cada uno de ellos?

De los dos, el formato más estandarizado es Dolby. No en vano, se utiliza en cines, DVD y Blu-Rays, pero debido a su pequeño tamaño es también el formato preferido en emisiones de HDTV, TV por cable y satélite, y es el formato predominante en servicios de VOD y streaming como Netflix y HBO. La mayoría de canales de la TDT también emiten una variante de Dolby, llamada Dolby Digital Plus.

En cambio, DTS es utilizado principalmente en cines, DVD y Blu-Rays. Puesto que ocupa más ancho de banda, es raramente utilizado en emisiones de televisión. También es el formato preferido en parques temáticos o simuladores virtuales.

Algo a tener en cuenta es que, a pesar que tanto Dolby y DTS están presentes en los Blu-Ray, la tendencia desde hace unos años y hasta ahora es la de usar DTS para la pista de audio principal y emplear Dolby para el resto. Así pues, es habitual encontrarse Blu-Rays donde la pista en versión original está en DTS y las pistas de doblaje en distintos idiomas están codificadas en Dolby. 

¿Qué necesito para poder escuchar ambos formatos?

Para escuchar ambos formatos se necesita un decodificador, esto es un aparato que sepa leer la codificación del archivo y reproducirla, o en su defecto, convertirla a una señal que sí pueda reproducir.

La ventaja de Dolby es que la inmensa mayoría de televisores ya llevan decodificador Dolby integrado. Aún así, todas las barras de sonido, receptores AV y equipos de Home Cinema llevan también decodificadores Dolby por ser el formato más extendido.

Los decodificadores DTS son más raros de encontrar, aunque la tendencia es la de incluirlos cada vez más, incluso en equipos de gama baja. Cada vez más televisores incluyen soporte para DTS, así como también las mejores barras de sonido y la inmensa mayoría de receptores AV.

¿Cómo funciona la decodificación de ambos formatos?

Que una TV o una barra de sonido tenga decodificador Dolby y DTS no significa que entregue esos formatos en su codificación original. Hay varios escenarios que nos podemos encontrar. He aquí algunos ejemplos:

  1. El televisor o la barra de sonido tienen el decodificador Dolby y DTS, pero no entregan un sonido 5.1 sino que hacen un downmix de 5.1 a estéreo para que no se pierda ningún canal. En estos casos, los canales izquierdo y derecho traseros se mezclan con sus homónimos delanteros.
  2. Tanto el el televisor como la barra de sonido reciben el audio DTS o Dolby 5.1 y lo entregan tal cual, sin reducir el número de canales.
  3. El televisor puede hacer un By-Pass del sonido (Pass-Through), es decir, no lo toca y lo entrega tal cual a una barra de sonido, y es esta quien hace el downmix de 5.1 a estéreo.

¿Qué otros formatos y variantes existen?

Dolby y DTS han ido expandiéndose y han dado lugar a nuevos formatos, aprovechando las bondades del sonido de alta resolución (HD):

  • Dolby True HD: Un formato sin compresión ni pérdida de información. Ofrece fidelidad absoluta respecto al master de la película. También amplía el número de canales a 8, añadiendo dos altavoces laterales, formando una disposición de 7.1, con cada canal codificado a 24 bits y 96kHz y una tasa máxima de bits de 18 Mbit/s.
  • DTS-HD: Nuevamente el competidor de Dolby en formato de audio sin pérdidas. Es muy similar al anterior, con hasta 7.1 canales, cada uno a 96 kHz y 24 bits y una tasa de bits máxima de 24.5 Mbit/s.

Lo bueno tanto de Dolby True HD como de DTS-HD es que son retrocompatibles con los formatos anteriores, de manera que un aparato que tenga decodificador Dolby Digital debería ser capaz de reproducir Dolby True HD, solo que a un muestreo y tasa de bits inferiores, y lo mismo ocurre con DTS_HD y DTS. Perderías el sonido HD, pero seguirías pudiéndolo escuchar igualmente.

Luego también tenemos los formatos más recientes, Dolby Atmos y DTS:X, muy revolucionarios porque ya no trabajan exclusivamente con canales de audio sino con objetos. Estos formatos proporcionan una inmersión sonora sencillamente espectacular, pero su complejidad demanda dedicarles un artículo en exclusiva.

¿Qué conexiones se utilizan para cada uno de los formatos?

Ambos formatos, tanto Dolby como DTS, pueden “viajar” a través de un cable de fibra óptica Toslink con el estándar S/PDIF para audio digital. También a través de HDMI, y obviamente con cables analógicos para cada canal si usamos un receptor AV.

Dolby y DTS: cable óptico toslink

Un cable óptico de audio digital es suficiente para sacar el audio Dolby y DTS desde una TV o un reproductor Blu-Ray a una barra de sonido, un receptor AV o un equipo 5.1

Dolby True HD y DTS-HD son otra historia. Debido a las limitaciones de ancho de banda, no pueden entregarse sin pérdida vía cable de fibra óptica Toslink, por lo que en este caso el audio que obtendríamos no sería HD sino una señal DTS o Dolby comprimida. Para aprovechar el audio de alta resolución es necesario emplear una conexión HDMI con el estándar 1.3 como mínimo.

¿Qué ocurre si una barra de sonido no tiene decodificador Dolby o DTS?

Para ser sinceros, no existen barras de sonido sin Dolby, y si las hay es que son de muy baja gama y calidad. Si se da el caso, tendrías que configurar tu TV para que convierta la señal Dolby a PCM estéreo, un formato que sí debería reproducir cualquier barra de sonido.

Si la barra de sonido no tiene decodificación DTS, habría que hacer lo mismo. La mayoría de televisores actuales tienen una opción dentro de sus ajustes de sonido para convertir el audio digital ( ya sea Dolby o DTS) en una señal PCM (si es estéreo) o LPCM (si es multicanal). Esa es la opción que has de configurar si tu televisor tiene decodificador pero la barra de sonido no.

Comments (2)

  1. Alejandro noviembre 21, 2018
    • Jose noviembre 21, 2018

Leave a Reply

barradesonido.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por José Noguera Morillas (barradesonido.es) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este formulario de contacto. Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de DigitalOcean (proveedor de hosting de barradesonido.es) fuera de la UE en EEUU.  DigitalOcean está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de DigitalOcean.
El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en josenoguera85@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: http://www.barradesonido.es, así como consultar mi política de privacidad.