La mejor barra de sonido del 2017 fue la Samsung HW-MS650, una espléndida barra que dio inicio a una nueva serie de barras de sonido de Samsung, las Sound +. Estas barras pueden ampliarse con un Subwoofer externo, el SWA-W700, o unos altavoces traseros, los Samsung SWA-9000S, para montar un equipo 5.1 completo.

Samsung SWA-9000S

Se trata de un kit compuesto por un receptor inalámbrico y dos altavoces que van conectados por cable a ese receptor. Los altavoces funcionan como altavoces surround típicos; por ellos se reproducen los canales traseros, generando un campo de sonido envolvente real.

Las barras con las que son compatibles con los SWA-9000S son todas las barras Sound + (HW-MS550, HW-MS560, HW-MS650, HW-MS651, HW-MS6500, HW-MS6501, HW-MS660, HW-MS661, HW-MS6510, HW-MS6511, HW-MS750, HW-MS751, HW-MS760 y HW-MS761) y recientemente se ha añadido a la lista la Samsung HW-N850, la barra Dolby Atmos, hermana gemela de la HW-N950 que viene sin los altavoces traseros.

Samsung SWA-9000S: Apariencia, diseño y conexión

El pack del Samsung SWA-9000S lo conforman un receptor inalámbrico, los dos altavoces y un dongle que se conecta a la barra y que sirve para conectarlas inalámbricamente (mediante una red WiFi oculta). Este dongle sirve también para el subwoofer SWA-W700, de manera que si compras el subwoofer después, ya no te hará falta ponerlo.

El receptor mide 5 x 20,1 x 13,2 cm, y los altavoces 8,7 x 14,7 x 8,7 cm. El conjunto es pequeño; el receptor inalámbrico se puede poner a un lado del sofá o incluso debajo de él para que no se vea. En la parte trasera del receptor están los conectores donde se conectan los altavoces traseros. Hay que prestar atención y conectarlos bien a sus lados derecho e izquierdo. El receptor ha de ir conectado además a la corriente.

Samsung SWA-9000S: Conexiones

La instalación inicial es sencilla, y viene bien explicada en el manual de instrucciones. De forma resumida consiste en conectar el dongle inalámbrico a la barra de sonido, pudiéndolo fijar detrás de ella con un soporte que viene incluido. Después hay que apagar la barra, y pulsar el botón VOL del mando hasta que salga en pantalla el mensaje ID SET. A continuación se enciende la barra, y si todo ha ido bien la luz azul del receptor inalámbrico pasará de parpadear a permanecer fija.

Los altavoces son completamente negros y resistentes, pero muy ligeros al mismo tiempo. Una malla metálica los protege por los cuatro costados y el único alarde estético es la tapa superior con un efecto de aluminio cepillado y el logo de Samsung en el centro. Por detrás, los altavoces tienen los conectores y un orificio en forma de llave para colgarlos en la pared mediante una alcayata o gancho. Habría sido deseable una rosca compatible con soportes de altavoces universales, y así poder orientarlos en la dirección que uno quiera, a Samsung no le costaba nada hacerlo.

Los altavoces están pensados para colgarlos en la pared detrás del sofá, pero también tienen unos diminutos pies para su colocación en pedestales o estanterías, si este es vuestro caso.

Sonido y posibles ajustes

Los altavoces disponen únicamente de un transductor de rango completo, acompañado de un puerto Bass Reflex frontal para expulsar el aire generado en las frecuencias graves.

No son ningún alarde en cuanto a sonido, pero tampoco es necesario, pues estos altavoces únicamente se encargan de los efectos surround. Los altavoces cubren todo el rango de frecuencias con eficacia, ya digo que sin ser nada del otro mundo, pero siempre con solvencia, de manera que incluso cuando suena música de la banda sonora en ellos se consigue una fidelidad en el sonido bastante decente.

Samsung SWA-9000S: apariencia

El único aspecto donde sufren un poco es en las frecuencias más bajas. En Blade Runner 2049 se disfruta durante toda la película de un audio inmersivo con unos efectos surround espectaculares, pero su banda sonora, con un montón de notas en lo más bajo del rango de frecuencias, llevan al límite a estos pequeñines. Aún así el resultado es mayormente satisfactorio.

Los altavoces pueden activarse o desactivarse a nuestra conveniencia. Hay que ir pulsando el botón de la rueda dentada en el mando hasta que veamos en la pantalla de la barra el mensaje REAR SPEAKER. En ese momento pulsamos el botón de navegación ABAJO y los altavoces traseros quedan desactivados. Para volver a encenderlos hay que hacer lo mismo pero pulsando la tecla de navegación ARRIBA.

También se puede ajustar el volumen de los altavoces, aunque en una escala muy pequeña de entre +6 y -6. Para ello hay que pulsar el botón de ajustes hasta que veas en pantalla el mensaje REAR LEVEL, ajustando con las teclas de ARRIBA y ABAJO el volumen deseado.

Con los altavoces activados, siempre se reproduce sonido a través de ellos. Si la fuente de sonido es multicanal, con audio codificado en 5.1 o 7.1, se reproducirá a través de ellos los canales traseros (en el caso de audio 7.1 los canales laterales se reproducen en los canales frontales de la barra). Si lo que llega a la barra es sonido estéreo, lo único que hacen los altavoces traseros es replicar el sonido frontal, aunque filtrando las voces, de manera que estas solo se escuchan a través de la barra. Por ejemplo, si escuchas canciones, los altavoces traseros solo reproducen música, pero no las voces.

Lo cierto es que en cuanto a sus capacidades musicales no son ninguna maravilla, pero tampoco desentonan y generan un campo sonoro muy envolvente que resulta convincente incluso para escuchar música. En retransmisiones deportivas, los altavoces traseros replican el sonido ambiental, lo cual es interesante también para una mayor inmersión en el evento.

[Actualización] Conectando altavoces de dos vías al receptor inalámbrico

Si no te convence la calidad de los altavoces que vienen incluidos en este kit, hay una opción para mejorarlos. Se trata de comprar un par de altavoces de dos vías, o incluso aprovechar algunos que ya tengas en casa. Por ejemplo, unos altavoces de una mini-cadena o un Home Cinema antiguo que ya no uses.

El receptor inalámbrico funciona a modo de amplificador y puede trabajar con altavoces de dos vías pasivos con unas características similares a los Samsung que vienen en el kit. Asegúrate simplemente que los altavoces tengan una potencia máxima en torno a los 120W, es posible que altavoces más potentes tengan dificultades debido a la poca amplificación de la que dispone el receptor. También procura que la impedancia se mueva en la horquilla de entre 3 y 8 ohmios (cuanto mayor impedancia más volumen necesitarán para escucharse a un nivel adecuado).

Unos altavoces con una gran relación calidad-precio y que te van a sonar mucho mejor que estos Samsung son los Magnat Supreme 102. Si buscas algo más estético tienes los Harman/Kardon HKS 4BQ, que además vienen ya con el soporte para instalarlos en la pared y poder orientarlos hacia la posición de escucha. Tienes más ejemplos de altavoces satélites en mi guía sobre cómo montar un Home Cinema.

Samsung SWA-9000S: Indispensables para complementar las barras Samsung Sound +

Estos altavoces se me antojan indispensables para las barras Sound + de Samsung, sobre todo si te gusta disfrutar de películas y series como si estuviera en el cine. El grado de inmersión con ellos es muy superior al que puedes lograr solo teniendo la barra, a pesar de que con la barra de por sí ya obtienes un sonido espectacular.

Los altavoces no son perfectos; es evidente que podrían ser mejores y que hay altavoces surround de equipos más caros que son mucho mejores. Pero para el 90% de los mortales son más que suficientes para proporcionar un sonido envolvente real sin tirar la casa por la ventana. Su sonido es muy decente en casi todas las circunstancias, y solo sufren con los sonidos más graves. Imagino que al adquirir también el subwoofer, el ajuste de crossover que realiza este automáticamente, permitirá liberar de esas frecuencias más bajas a los altavoces y hacer que suenen mejor, pero esto solo podré confirmarlo cuando pruebe el subwoofer.

Tampoco entiendo muy bien por qué Samsung no le ha puesto una rosca universal por detrás para hacerlos compatibles con soportes de altavoz y así poder girarlos ligeramente hacia nuestros oídos, como corresponde a unos altavoces surround que están pensados para colocar detrás del sofá.

Aún y con el par de cosillas que les puede achacar, son una compra recomendada para cualquier usuario de una barra Samsung Sound +.