9.5
Puntuación

A favor

  • Sonido absolutamente espectacular con cualquier formato de sonido
  • Experiencia envolvente insuperable por cualquier otra barra del mercado
  • Completísima en cuanto a conexiones
  • Compatible con prácticamente cualquier formato de sonido

En contra

  • Precio elevado, sobre todo el de la HW-N950
  • Sin soporte aún para el protocolo eARC
Calidad de sonido
10
Diseño
10
Conexiones
10
Calidad-Precio
8

Veredicto

Dos barras de sonido extraordinarias, con la mejor experiencia envolvente del mercado gracias al audio Dolby Atmos y DTS:X y la instalación de 13 transductores dentro de la barra, con la guinda de un subwoofer potentísimo que ofrece una pegada tremenda y compatibilidad total con todos los formatos de audio multicanal y un montón de conexiones. Una compra espectacular y del todo recomendable.

995,22€
in stock
1 Nuevo Desde 995,22€
A partir de noviembre 20, 2019 6:37 pm

Pues bien, ya tenemos aquí las nuevas barras de sonido Dolby Atmos de Samsung. Son las Samsung HW-N850 y la HW-N950, ambas sucesoras de las ya antiguas HW-K850 y HW-K950.

El concepto vuelve a ser similar, siendo la HW-N850 una barra que viene sin los altavoces traseros, mientras que la HW-N950 sí los trae. No obstante, a la N850 se le pueden acoplar los altavoces surround SWA-9000S, a diferencia de la K850 que no permitía esta posibilidad.

Por lo demás, son dos barras idénticas, con los mismos transductores internos, las mismas prestaciones sonoras, conexiones y soporte para formatos de audio, entre los que destacan Dolby Atmos y DTS:X.

Estas barras han sido diseñadas y creadas en colaboración con Harman/Kardon. Ya expliqué en otros análisis que Samsung compró Harman en el año 2016 y esta adquisición le ha reportado muchos beneficios, sacando algunas de las mejores barras de sonido de los últimos años. En esta ocasión no ha sido menos.

Samsung HW-N850 y HW-N950: Especificaciones

Samsung HW-N850: Especificaciones
  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 5.1.2 (HW-N850), 7.1.4 (HW-N950)
  • Drivers: 13 dentro de la barra, con 6 woofers, 3 tweeters y 4 drivers de rango completo. Adicionalmente, en la HW-N950, 4 drivers de rango completo para los canales traseros y superiores.
  • Tipo Subwoofer: Externo Bass Reflex con cono de 8″
  • Potencia RMS: 372W (HW-N850), 512W (HW-N950)
  • Decodificación: Dolby Atmos, DTS:X, Dolby True HD, DTS-HD, Dolby, DTS, LPCM
  • Conexiones de cable: 2x HDMI, 1x HDMI ARC, audio digital óptico
  • Conexiones inalámbricas: WiFi y Bluetooth
  • Mando a distancia: Si
  • Tamaño: 122,6 x 13,6 x 8,3 cm (barra), 20,3 x 40 x 41,5 cm (subwoofer)
  • Peso: 8,8 Kg (barra), 9,6 Kg (subwoofer)
  • Colores disponibles: Negro

Diseño

Samsung HW-N850: Diseño

El diseño de la HW-N850 y la HW-N950 es el mismo. En ambos modelos la barra es exactamente la misma, con el mismo tamaño y el mismo peso.

Se trata de una barra muy grande, que alcanza los 122 cm de ancho y una altura de 8,3 cm que puede presentar un obstáculo en televisores muy bajos. Lo cierto es que el tamaño de esta barra la hace apropiada para televisores de 55″ en adelante.

La línea estética de la barra sigue la línea iniciada por Samsung en sus barras Sound+ del año 2017, con una apariencia sobria, dominada por una rejilla metálica frontal que protege los transductores internos, y que en estos modelos se extiende también por los laterales y la parte superior de la barra, ya que en esos lados hay también transductores a los que proteger.

En la parte superior hay solo 4 botones, los de encendido y apagado, el de selección de la fuente de sonido y los de volumen. En el lado izquierdo de esta cara superior verás los logos de Samsung y Harman/Kardon que confirman la colaboración entre las dos compañías en la creación de esta barra.

El subwoofer es también bastante grande y pesado. Su cono está apuntando hacia el lado derecho, lo que te obliga a posicionarlo en el lado derecho del mueble del televisor. A este cono lo protege una malla de tela, mientras que el resto del subwoofer presenta una carcasa de plástico con acabado mate en color negro, con el único distintivo, otra vez, de los logos de Samsung y Harman/Kardon en el frontal.

Conexiones

Este capítulo es uno de los más brillantes de esta barra, tanto en la HW-N850 como en la HW-N950. Ambas barras cuentan con exactamente las mismas conexiones. Estas se encuentran enclaustradas en la parte trasera de la barra.

Primero tenemos dos puertos HDMI de entrada, y otro puerto HDMI ARC. Todos los puertos HDMI de la barra soportan las características de imagen punteras que tenemos ahora mismo en el mercado: paso de señal 4K/60p y 3D, HDCP 2.2, estándar de color 4:4:4, Wide Colour Gamut (Rec.2020), HDR10Dolby Vision.

Estas barras, como ya sucedía en sus antecesoras, no cuentan con el protocolo eARC, por lo que no pueden recibir audio Atmos o DTS:X a través de HDMI ARC. Únicamente pueden recibir por HDMI ARC un audio Dolby Atmos comprimido en Dolby Digital + pero a una menor resolución de bits  y siempre que el televisor cuente también con esta característica.

Por otro lado tenemos también una entrada de audio digital óptico. En cuanto a conexiones físicas la lista se termina aquí, ya que Samsung ha decidido prescindir en la Samsung HW-N850 y N950 de la entrada analógica auxiliar de 3.5 mm. Hay un puerto USB, pero es solo de servicio (actualizaciones de firmware).

Luego tenemos las conexiones inalámbricas. Estas son Bluetooth, en su versión 4.0, y WiFi, este compatible con la doble banda. Respecto al Bluetooth lamentar la ausencia de compatibilidad con el códec aptX, algo que ya es habitual en las barras de sonido de todo tipo.

Por lo tanto, la mejor manera de escuchar música es a través de WiFi. Sorprendentemente, Samsung ha desechado la aplicación Multiroom y apuesta por la app SmartThings (iOS y Android) para la gestión de las características de la Samsung HW-N850 y N950 como altavoces multiroom e inteligentes. Con esta app también dispondrás de un control a distancia adicional.

Una tendencia que estoy viendo últimamente es ver cada vez más barras de sonido con micrófonos para control por voz. Ni la Samsung HW-N850 ni la HW-N950 tienen esta característica, pero a través de la app SmartThings sí se puede controlar la barra con comandos de voz a través del propio Smartphone o a través de altavoces con asistente Google Home o Alexa.

Por supuesto también disponemos de Spotify Connect en ambas barras, un servicio indispensable y que nos permite usar la app de Spotify como mando a distancia de la barra, lanzando música de manera super simple, incluso estando la barra apagada.

Controles

Un mando a distancia acompaña a la Samsung HW-N850 y a la HW-N950. Es un mando prácticamente calcado al que ya viene con las barras Sound+ de Samsung y que la compañía ha adoptado ya para todas sus barras de sonido. La verdad que el mando es un acierto, es ligero, con una forma ergonómica que lo hacen muy fácil de sostener y manejar con una mano, y sin demasiados botones innecesarios, simplemente con lo justo.

Así pues tendremos el botón de encendido y apagado, el botón para la selección de la fuente de entrada de sonido y un botón de emparejamiento Bluetooth.

Samsung HW-N850: smartthings

Debajo hay un gran botón circular de navegación para algunos ajustes y para pasar de canciones, junto a otro botón, justo en medio, para pausar y reanudar la reproducción cuando estás escuchando música por Bluetooth o vía WiFi.

Luego está el botón de mute, el botón de SOUND MODE, que activa los modos de sonido STANDARD, SURROUND y SMART, y otro botón para acceder a algunos ajustes de sonido, como los agudos, los bajos o el retardo de sonido con respecto a la imagen.

Hay otros ajustes más, y esto es novedad en estas barras, ya que podrás ajustar el nivel de volumen de los altavoces superiores, del central para voces, de los laterales y de los traseros si la barra detecta que tienes el kit SWA-9000S conectado. También hay una función VIRTUAL ON/OFF que, siendo sincero, aún no he descubierto para qué sirve, ya que no aprecio ninguna diferencia y en el manual no explican nada sobre ella.

Como decía antes, también se pueden controlar algunas cosas de la barra desde la app SmartThings. Por supuesto se puede ajustar el volumen o silenciar la barra, seleccionar la fuente de entrada, seleccionar un servicio de música o radio en streaming, el nivel de los bajos o establecer un temporizador de apagado. También tendremos acceso a un ecualizador básico o avanzado para ajustar las frecuencias de la barra a nuestro gusto.

Decodificación de audio

Otro de los apartados estrella de la Samsung HW-N850 y de la HW-N950. Y es que estas barras decodifican no solo Dolby Atmos y DTS:X, sino absolutamente todos los formatos de audio multicanal como Dolby True HD y DTS-HD de hasta 7.1 canales, y Dolby Digital y DTS de 5.1 canales, y con la única excepción del formato LPCM que solo es hasta 2 canales.

Estas barras soportan también la reproducción de archivos de música de alta resolución, siendo compatible con los archivos habituales como mp3, aac, wav, flac y ogg.

Canales y transductores

La explicación del por qué estas barras son tan grandes las encontramos en el número de transductores internos que tienen. Son 13 drivers en la barra, en concreto:

  • 2 woofers y 1 tweeter por cada uno de los 3 canales frontales
  • 2 drivers de rango completo ubicados en los extremos de la barra
  • 2 drivers de rango completo ubicados en la parte superior de la barra
Samsung HW-N950: Transductores

Los drivers de los extremos de la barra y los superiores están dispuestos a modo de proyectores de sonido, con la idea de hacer rebotar el sonido en el techo y las paredes y así lograr un sonido envolvente sin necesidad de altavoces físicos en su lugar.

En cuanto a la Samsung HW-N950 hay que añadir el par de altavoces surround, que cuentan cada uno con un transductor de rango completo para los canales traseros, más otro transductor de rango completo con proyección del sonido para otros dos canales superiores más.

En las especificaciones Samsung indica una amplificación de 18W en 10 drivers y de 10W en otros 3 drivers de la barra. No sé exactamente qué datos corresponden a cada uno de los transductores pero el hecho es que en la barra la potencia total es de 210W, a los que hay que sumar los 162W del subwoofer, sumando una potencia RMS de 372W en la HW-N850.

Para la Samsung HW-N950 la potencia RMS es de 512W, ya que hay que sumar los 140W de potencia que se añaden con los altavoces traseros, que disponen de una amplificación de 35W por cada uno de los 4 drivers que los componen.

La configuración de canales pues, queda de la siguiente manera en ambos modelos:

  • 7.1.4 en la Samsung HW-N950: 3 canales frontales, 2 canales traseros, 2 canales laterales, los 4 canales superiores y el subwoofer
  • 5.1.2 en la Samsung HW-N850: 3 canales frontales, 2 canales laterales, 2 canales superiores y el subwoofer

Si a la Samsung HW-N850 le añades el kit surround SWA-9000S el conjunto queda entonces en 7.1.2.

Calidad de sonido

Con todos estos ingredientes es de esperar una gran calidad de sonido, y así es. Tanto la Samsung HW-N850 como la HW-N950 ofrecen, simple y llanamente, el mejor sonido Dolby Atmos y DTS:X de entre todas las barras de sonido existentes ahora mismo en el mercado.

El principal reclamo de estas barras es su sonido Dolby Atmos y DTS:X, y este fue el primer escenario en el que las probé. Películas con Dolby Atmos como BlacKkKlansman, Blade Runner 2049 y First Man suenan esplendorosas en estas barras. Primero, los conos que proyectan los efectos aéreos consiguen realmente posicionar estos efectos por encima de nuestra cabeza, cosa que ya sucedía con la HW-K950, pero aquí se añaden también esos dos canales laterales que añaden amplitud horizontal al sonido.

Los sonidos de los canales frontales tienen también un enorme efecto panorámico por lo ancha que es la barra y por lo bien que funcionan esos tweeters con los que Samsung lleva trabajando ya un par de años, y que logran dispersar el sonido para que suenen bien independientemente de la posición de escucha del oyente.

Samsung HW-N950: Calidad de sonido

La respuesta en frecuencia puede calificarse de alta fidelidad. Tal y como ocurría en la HW-K950 y en las barras Sound+, como la HW-MS550 y la HW-MS650, el despliegue de medios es fantástico, beneficiándose de ello las voces, que suenan increíblemente bien en el canal central.

El trabajo del subwoofer es también impresionante. Gracias a un tamaño muy generoso de 8″, el cono proporciona una pegada tremenda, con una respuesta que según Samsung llega a los 34Hz, pero a mi me da la sensación que el subwoofer llega más abajo aún con una buena cantidad de volumen. Lo cierto es que no queda muy lejos del impresionante rendimiento del SWA-W700.

Con DTS:X el resultado es equivalente. La escena de la huida de la isla durante la erupción volcánica en Jurassic World: Fallen Kingdom es brutal, con esos sonidos de las rocas cayendo desde el cielo y el rugido del volcán que suena impresionante gracias al subwoofer. Es una burbuja de sonido que te envuelve por completo, la experiencia de sonido más parecida a estar en un cine que yo haya experimentado nunca con una barra de sonido, sea cual sea su precio.

Con otros audios multicanal de 7.1 o 5.1 canales la experiencia es también espectacular, solo que no tanto como con Dolby Atmos o DTS:X. En su modo de sonido estándar, estas barras se comportan de forma muy similar a una HW-MS650 junto al subwoofer SWA-W700 y los altavoces traseros SWA-9000S. Esto es porque se activan únicamente los canales en los que hay audio, así que si el audio es 7.1 solo funcionan los 3 canales frontales, los dos traseros y los dos laterales, mientras que si es audio 5.1 solo funcionan los 3 frontales y los dos traseros.

Esto cambia si activas el modo SURROUND desde el mando a distancia. En este modo la barra hace un upmix y reproduce sonido por absolutamente todos los canales, haciendo que el sonido suene más amplio. No es ni por asomo un sonido tan espectacular como con Dolby Atmos o DTS:X codificado como tal, pero sí que se nota la diferencia entre activarlo o no hacerlo.

Un detalle de estas barras es que cuando el audio es Dolby Atmos o DTS:X no puedes cambiar el modo de sonido. Imagino que Samsung lo ha hecho para que el usuario no «meta la pata» tocando lo que no debe y disfrute así del sonido Atmos o DTS:X tal y como fue concebido. Lo que sí puedes hacer de todas maneras es ajustar el nivel de volumen de los canales.

Hay que decir que la Samsung HW-N950 saca algo de ventaja a la HW-N850 por esos altavoces surround con los que viene. En cuanto a los efectos aéreos la diferencia no es mucha, pero en cuanto a los efectos traseros sí se nota la ausencia de estos altavoces en la N850. Por lo tanto, es muy recomendable la adquisición de los SWA-9000S si optas por comprar la HW-N850.

Con los SWA-9000S conectados a la HW-N850 el sonido se equipara entre las dos barras. La HW-N950 sigue mostrando un desempeño más notorio en cuanto a efectos aéreos, pero en cuanto a los efectos traseros no hay apenas diferencias entre los altavoces que vienen con la HW-N950 y los SWA-9000S que puedes comprar para la HW-N850; en ambos casos se trata de un driver de rango completo, con un tamaño similar y que en la práctica ofrecen la misma experiencia.

Una posible ventaja de adquirir la Samsung HW-N850 junto a los SWA-9000S es que estos altavoces se pueden sustituir por otros altavoces satélites pasivos de dos vías, así que si eres muy quisquilloso con el sonido puedes cambiarlos y tener unos altavoces traseros de mucha más calidad que los que ofrece Samsung.

Con música las dos barras se comportan también de manera soberbia. El sonido de alta fidelidad se traduce en una experiencia musical magnífica con todo tipo de géneros. Aunque estas barras no usen la tecnología de cancelación de distorsión de las barras Sound+ de Samsung, si usan woofers long excursion para unos medios precisos, y los tweeters trabajan con un rango de frecuencias que llega muy abajo, haciendo que la transición entre frecuencias altas y medias sea perfecta.

El único pero que le pongo es al subwoofer, y es que en ocasiones se descontrola un poco en las frecuencias más bajas. Aquí se nota que es un subwoofer no tan preciso como por ejemplo el SWA-W700. Pero es solo en unas pocas ocasiones y en ningún caso arruina la experiencia sonora en su conjunto.

Modos de sonido

El modo de sonido STANDARD es el predeterminado, y es el que te recomiendo en un 95% de las veces. Este modo activa únicamente los canales necesarios, así que si el sonido es estéreo reproduce sonido solo en los canales frontales derecho e izquierdo; si es sonido 5.1 reproducirá también el canal central y los traseros, y si es Dolby Atmos o DTS:X reproducirá sonido por todos los canales.

El modo SURROUND activa todos los canales, independientemente de cómo sea el audio. Si es música en estéreo, los canales superiores, laterales y traseros replicarán el sonido de los canales derecho e izquierdo, haciendo que la música suene más expansiva y envolvente pero perdiendo también fidelidad. Si el audio es 5.1, el DSP de la barra hace una mezcla y replica algunos sonidos en los canales laterales y otros efectos en los superiores.

Luego hay un modo, que es el SMART. Este modo se supone que elige en todo momento la configuración de canales apropiada para cada tipo de audio. En la práctica, este modo hace lo mismo que el estándar, así que su utilidad es muy discutible.

Samsung HW-N850 y HW-N950: Conclusiones y alternativas

Las Samsung HW-N850 y HW-N950 son, muy probablemente, las mejores barras de sonido que puedes comprar a día de hoy. No hablo únicamente de barras de sonido con Dolby Atmos, sino en general.

Su principal punto fuerte está en su sonido, no cabe duda de ello. Estas barras ofrecen la experiencia más envolvente e inmersiva del mercado, no solo con audio Dolby Atmos y DTS:X sino también con todo tipo de audio 5.1 y 7.1, e incluso con audio estéreo gracias al up-mixing que realiza en sus canales superiores y laterales con el modo SURROUND.

Sus otros puntos fuertes son la compatibilidad con todo tipo de formatos de audio, además de un set de conexiones completísimo que incluye puertos HDMI con passthrough para 4K, HDR y Dolby Vision.

Son las barras de sonido que mejor sonido tienen actualmente, y al mismo tiempo son las que más compatibilidad ofrecen para todo tipo de audios multicanal y de las más completas en cuanto a conexiones. Unas barras de sonido verdaderamente espléndidas, y cuyo único obstáculo es el precio que tienen.

El único punto en contra que tienen es el precio tan elevado, sobre todo en el caso de la HW-N950. Y es que esta barra casi dobla en precio a la HW-N850, siendo la única diferencia entre ellas la inclusión de los altavoces traseros. ¿Realmente es tanta la diferencia en el sonido como para que sea prácticamente el doble de cara? No, no lo es.

Es un acierto por parte de Samsung que añada la posibilidad de conectar los SWA-9000S a la HW-N850. Gracias a ellos puedes tener una experiencia muy similar a la que ofrece la HW-N950. Es verdad que el sonido de los canales superiores no es tan espectacular, pero tampoco es tanta la diferencia, y en cambio sí lo es en el precio.

Considero pues que la calidad-precio del conjunto de la HW-N850 + los altavoces surround SWA-9000S es muy superior a la calidad-precio de la HW-N950 con los altavoces surround con los que ya viene.

Mi conclusión es que si tienes el dinero y quieres pegarte un capricho, vayas a por la HW-N950. Pero si ese no es el caso, con la HW-N850 y los altavoces SWA-9000S ya tendrás un conjunto espectacular sin necesidad de gastar tantísimo dinero.

Samsung HW-N850: Conclusiones

Las alternativas en cuanto a calidad de sonido con Dolby Atmos no son muchas, por no decir inexistentes. Recientemente ha salido la Samsung HW-Q70R, también con Dolby Atmos y DTS:X, una calidad de sonido fantástica y soporte para eARC. No es tan perfecta en sonido como la HW-N850, pero es más barata, así que vale la pena echarle un vistazo.

Es verdad que la Sony HT-ST5000 es una barra increíble, con un sonido de alta fidelidad, con uno de los subwoofers más brutales y precisos que he escuchado nunca y encima con DTS:X, pero parece que Sony no se baja de la burra y no solo no baja el precio de la barra sino que lo ha subido en los últimos meses. El principal problema de esta barra, precio aparte, es que viene sin altavoces traseros y tampoco tiene opción a añadirle ninguno, con lo que la experiencia envolvente se queda un poco a medias.

Otra opción interesante es la LG SK10Y. Esta barra ofrece una experiencia envolvente muy similar con audio Dolby Atmos, y además se le pueden añadir los altavoces traseros SPK8-S. Lamentablemente esta barra no ofrece la misma fidelidad de sonido, ni suena tan bien con música, y su subwoofer es peor. Tampoco cuenta con soporte para DTS:X. Así pues, en conjunto, sale perdiendo frente a la Samsung HW-N850.

Luego ya y si nos vamos a barras sin Dolby Atmos, la Samsung HW-MS650 sigue siendo muy recomendable. No obstante, el conjunto de la MS650 más el subwoofer SWA-W700 sale más caro aún que comprar la HW-N850. Considero que, a día de hoy, la compra de la MS650 solo tiene sentido si no se tiene previsto comprar el subwoofer externo. Si tienes previsto comprar ese subwoofer, definitivamente te recomiendo encarecidamente ir directamente a por la HW-N850.

995,22€
in stock
1 Nuevo Desde 995,22€
A partir de noviembre 20, 2019 6:37 pm
Samsung HW-N850 y HW-N950: Análisis

Dos barras de sonido extraordinarias, con la mejor experiencia envolvente del mercado gracias al audio Dolby Atmos y DTS:X y la instalación de 13 transductores dentro de la barra, con la guinda de un subwoofer potentísimo que ofrece una pegada tremenda y compatibilidad total con todos los formatos de audio multicanal y un montón de conexiones. Una compra espectacular y del todo recomendable.

Puntuación del editor:
4.8