9.6
Puntuación

A favor

  • Sonido impresionante a todos los niveles, equipo de categoría HiFi
  • Experiencia envolvente insuperable, absolutamente espectacular
  • Conexiones completísimas, con HDMI eARC disponible tras última actualización
  • Precio muy ajustado, incluso más barata que la HW-N950 del año pasado

En contra

  • De momento sin soporte para Google Assistant, Chromecast ni Apple AirPlay
  • En un producto de tan alta gama como este sería deseable algún tipo de herramienta para la calibración del sonido en el salón
Calidad de sonido
10
Diseño
10
Conexiones
10
Calidad-Precio
8.5

Veredicto

La mejor barra de sonido con Dolby Atmos y DTS:X del momento, tan simple como esto. Con una calidad de sonido de alta fidelidad y una experiencia envolvente insuperable por cualquier otra barra, la Samsung HW-Q90R es una compra absolutamente obligada para quien busque el mejor sonido posible en una barra de sonido, aunque para ello evidentemente tendrás que rascarte el bolsillo.

Promo Samsung

Samsung ha lanzado una promoción para estas navidades. Por la compra de una barra de sonido de la serie Q (HW-Q60R, HW-Q70R y HW-Q90R) entre el 3 de diciembre y el 5 de enero te reembolsará entre 100€ y 200€. Puedes consultar las bases en este enlace.

Por fin tenemos con nosotros las nuevas barras de sonido Samsung para este 2019, y una de ellas es esta Samsung HW-Q90R.

Esta es la sucesora de la HW-N950, la gran apuesta de Samsung del año pasado para su catálogo con Dolby Atmos. ¿Qué novedades aporta esta nueva barra? A priori parece que pocas, pues en cuanto a sonido ofrece exactamente lo mismo, siendo una copia exacta en cuando a canales y transductores.

No obstante, ofrece una mejor conectividad, y lo que es más importante, se lanza a un precio mucho más barato que su predecesora, con lo que se convierte en una barra mucho más recomendable. Seguramente estamos hablando de la mejor barra Dolby Atmos del momento.

Samsung HW-Q90R: Características

Samsung HW-Q90R: Características

  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 7.1.4
  • Drivers: 17 transductores: 6 woofers, 3 tweeters y 4 drivers de rango completo en la barra, más 4 drivers de rango completo para los altavoces traseros.
  • Tipo Subwoofer: Externo e inalámbrico, con diseño Bass Reflex y cono de 8″
  • Potencia RMS: 512W
  • Decodificación: Dolby Atmos, DTS:X, Dolby True HD, DTS-HD, Dolby, DTS, LPCM
  • Conexiones de cable: 2x HDMI, 1x HDMI eARC, audio digital óptico
  • Conexiones inalámbricas: WiFi y Bluetooth
  • Mando a distancia: Si
  • Tamaño: 122,6 x 13,6 x 8,3 cm (barra),  20,5 x 40,3 x 40,3 cm (subwoofer)
  • Peso: 8,8 Kg (barra), 9,8 Kg (subwoofer)
  • Colores disponibles: Negro

Diseño, controles y conexiones

Empieza a ser costumbre que Samsung lance nuevas barras de sonido que son una copia de barras anteriores y a las que solo les cambia el nombre y alguna que otra característica.

Esto es lo que ocurre con la HW-Q90R, que es exactamente la misma barra que la HW-N950. Solo has de fijarte en el tamaño, que es exactamente el mismo, con unas dimensiones de 122,6 x 13,6 x 8,3 cm y el mismo peso de 8,8 Kg.

Lo mismo que se podía decir del diseño de aquella si aplica ahora a la HW-Q90R. La barra es grande y pesada, un verdadero armatoste, así que asegúrate de que tenga hueco bajo el televisor. Para los que no lo tengan, Samsung ha pensado en ellos, incluyendo en el paquete un accesorio para colgar la barra en la pared.

Samsung HW-Q90R: Diseño

Una rejilla metálica protege todos los costados de la barra, pues en todos ellos hay transductores. Únicamente rompen la monotonía del diseño el logo de Samsung y Harman/Kardon y una pequeña hilera de botones en la parte superior para encender y apagar la barra, ajustar el volumen y seleccionar la fuente de sonido.

El subwoofer es una de las pocas cosas que ha cambiado un poco. Por supuesto sigue siendo inalámbrico, el cono es también de 8″ pulgadas y este sigue estando en el lateral derecho, pero ha habido un ligero rediseño que, según los análisis previos que he leído, ha servido para ofrecer una respuesta de graves más controlada que en su predecesora.

De todos modos tampoco te pienses que ha sido un cambio radical. El subwoofer sigue estando hecho de MDF y mide y pesa prácticamente lo mismo, esto es 20,5 x 40,3 x 40,3 cm y 9,8 Kg.

Samsung HW-Q90R: Altavoces traseros

En cuanto a los altavoces traseros, encontramos que también son los mismos que venían con la HW-N950. Estos miden 12 x 21 x 14,4 cm, pesan 2,1 Kg cada uno y son auto amplificados, por lo que no requieren ir conectados a un amplificador/receptor como los SWA-9000S. Eso sí, cada uno de ellos debe ir enchufado a la corriente.

Detrás de la barra se encuentran las conexiones. Este es uno de los puntos donde la Samsung HW-Q90R mejora notablemente a la HW-N950, no en cuanto a número de conexiones pero sí en cuanto a su calidad.

Y es que encontramos al fin soporte para HDMI eARC. Ojo, porque de serie la barra no lo tiene, sino que debes actualizarla a la versión más reciente de su firmware. Te aviso porque si pruebas la barra recién comprada sin actualizar su firmware te encontrarás que no tienes eARC. Por lo tanto, debes descargar la versión 1005.0 de su firmware e instalarla por USB, o conectar la barra a la red WiFi a través de la app SmartThings y actualizar el firmware cómodamente con la app.

La HW-Q90R cuenta también con dos puertos HDMI que van muy sobrados en cuanto a soporte de formatos de vídeo. Estos puertos son compatibles con señal 4K/60p, HDR10, HDR10+, Dolby Vision y HDCP 2.2.

Otra conexión disponible es el puerto Toslink para audio digital óptico. No está de más tenerla, pero ten en cuenta que con esta conexión solo podrás sacar audio Dolby y DTS a 5.1, así que utilizar esta conexión como la principal es un desperdicio para una barra como esta.

En cuanto a conexiones inalámbricas no representa sorpresa alguna encontrar Bluetooth y WiFi. Para conectarla al WiFi tendrás que configurarla con la app SmartThings, que la verdad es que resulta bastante pobre en cuanto a servicios de streaming, pero una vez conectada a la red podrás usar Spotify Connect y usar el asistente de otros altavoces Alexa que tengas en casa para controlarla.

La falla más importante que le encuentro a la barra es que no ofrece soporte para Google Assistant, Chromecast ni Apple AirPlay, y ni siquiera para Bixby, el propio asistente virtual de Samsung, algo que me llama muchísimo la atención.

Como es costumbre, la HW-Q90R viene acompañada de un mando a distancia que es exactamente el mismo al de la HW-Q70R, con botones para el encendido y apagado, la selección de la fuente, el emparejamiento Bluetooth, el control de reproducción cuando usas Bluetooth o WiFi, botón mute, para los modos de sonido, ajustes de sonido, volumen y ajuste de los graves.

Transductores y compatibilidad con formatos de audio

Este apartado es sin duda lo mejor de esta barra de sonido. La Samsung HW-Q90R cuenta con hasta 18 transductores, 13 en la barra, 4 en los altavoces traseros más el subwoofer, en una configuración de 7.1.4 canales. Una barbaridad.

Se distribuyen de la siguiente manera:

  • Los 3 canales frontales están compuestos de 1 tweeter y 2 mid-woofers cada uno.
  • Dos transductores de rango completo instalados en los dos extremos de la barra para emular el sonido de unos altavoces satélites.
  • Otros dos transductores de rango completo en la parte superior de la barra que proyectan el sonido hacia el techo para emular el sonido elevado de Dolby Atmos y DTS:X.
  • Otros 4 transductores de rango completo en los altavoces traseros, con dos canales para los efectos surround posteriores y otros dos canales proyectados hacia el techo para los efectos surround superiores.
  • El subwoofer, con un impresionante driver de 20 cm de diámetro, para los efectos LFE.

Todo esto alimentado por una amplificación digital (es de imaginar que con amplificadores clase D) que en conjunto suma los 512W de potencia RMS que vienen especificados por Samsung.

Esta impresionante colección de transductores sirve el propósito de reproducir Dolby Atmos y DTS:X con la mayor fidelidad posible. Estos son los dos formatos estrella del momento, y la Samsung HW-Q90R por supuesto que los decodifica sin problema.

Obviamente, el resto de formatos de alta definición también, como Dolby True HD o DTS-HD, así como LPCM de 7.1 canales y las versiones core de Dolby y DTS.

También es perfectamente capaz de reproducir audio de alta resolución, de hecho esta barra cuenta con reescalado de sonido hasta los 32 bits.

Calidad de sonido

¿Qué decir de la calidad de sonido de esta barra? Sencillamente impresionante.

Se trata sin lugar a dudas de la mejor barra de sonido con Dolby Atmos del momento. Puesto que en esencia son la misma barra con distinto nombre, encontramos aquí la misma brillantez, claridad y definición que ya había en la HW-N950, con una reproducción de alta fidelidad en todas las frecuencias.

Evidentemente esta barra brilla con luz propia en contenidos con Dolby Atmos y DTS:X. Con estos formatos el sonido es increíblemente bueno, de una calidad abrumadora y un efecto envolvente espectacular. No solo tenemos los canales frontales sino que se proyectan dos canales satélites hacia los lados, con los dos canales traseros y otros cuatro canales elevados, con lo que estás constantemente rodeado por una burbuja de sonido.

La única manera que hay de mejorar lo que ofrece la Samsung HW-Q90R en un entorno doméstico es mediante altavoces empotrados en el techo, pero esto requiere de amplificadores AV de alta gama y de un tipo de instalación que elevaría el presupuesto a cantidades prohibitivas para la mayoría de los mortales.

Por contra, la HW-Q90R proporciona un sonido asombroso que se sitúa incluso por encima de lo que indica su precio. Siempre me ha resultado sorprendente lo bien que funcionan esos conos que proyectan el sonido hacia el techo para hacerlo rebotar y que llegue al espectador desde arriba, transmitiendo ese efecto real de que hay sonidos encima de nuestras cabezas.

El efecto es impresionante con esas películas codificadas en Dolby Atmos y DTS:X que emplean estos efectos, sobre todo con el sonido de helicópteros, lluvia o cualquier elemento en la escena que se sitúe en un plano aéreo, dando la sensación de que en efecto el sonido proviene de encima de nuestras cabezas. No hay otra barra de sonido que iguale la inmersión sonora y la espectacularidad de la HW-Q90R, proporcionando un sonido que es lo más cerca que se puede estar de un cine dentro de un entorno doméstico.

Samsung HW-Q90R: Calidad de sonido

En cuanto a los graves, no he notado mucha diferencia respecto a lo que ya había con la HW-N950 y la HW-N850. En algunas reviews apuntan que el subwoofer es un pelín mejor y más controlado, pero al no poder probar la barra en casa y en un entorno más tranquilo no he podido comprobarlo. En cualquier caso, el subwoofer proporciona una pegada tremenda de graves, y además con una extensión y profundidad que llega fácilmente a los 30 Hz.

La reproducción musical en estéreo es también una gozada por la tremenda calidad de los transductores y el genial desempeño del subwoofer. No hay duda de que esta barra ofrece una reproducción de alta fidelidad, con una textura de las voces absolutamente claras y nítidas y una imagen estéreo que dota de separación a los instrumentos, haciendo que la música suene como si se estuviera en un concierto.

Dicho todo esto, he de decir que se sigue echando en falta la inclusión de algún micrófono o herramienta para la calibración y ecualización del equipo según las características físicas y acústicas del salón. Entiendo que quien compra una barra de sonido quizás no quieran perder el tiempo en estas cuestiones, pero en un equipo tan caro y de tan alta gama sería un añadido muy valorable por parte de un público entusiasta y especializado en Home Cinema.

Modos de sonido y ajustes de audio

Al igual que las barras de sonido de gama alta que Samsung ha ido lanzando estos últimos tiempos, la Samsung HW-Q90R permite el ajuste individualizado de cada canal. El botón con el icono de la rueda dentada del mando a distancia nos da acceso al ajuste del volumen de los canales frontales izquierdo y derecho, del canal central, de los laterales, de los dos superiores frontales y de los otros dos superiores traseros. También del subwoofer.

En cuanto a los modos de sonido, los que tenemos disponibles son los modos Standard, Surround, Game Pro, y Adaptive Sound. Te explico un poco en qué consisten:

  • Standard: En este modo suenan solo los canales que correspondan según la fuente de sonido. Si el audio es 7.1, sonarán solo los canales frontales, laterales y traseros, y si el sonido es estéreo, sonarán solo los canales frontales izquierdo y derecho. Este modo es el más recomendable si quieres escuchar el sonido de la manera más fiel a como fue concebido.
  • Surround: En este modo se hace un upmix del audio para que se reproduzca por todos los canales, incluyendo los superiores. De esta manera se puede disfrutar de un efecto similar al de Dolby Atmos o DTS:X con audio 5.1 o 7.1 Este modo es el indicado para obtener un sonido siempre lo más envolvente posible. También funciona con fuentes estéreo, aunque en este caso el upmix es muy agresivo y a mi parecer la calidad se resiente.
  • Game Pro: Este modo hace exactamente los mismo que el Surround, pero para videojuegos. La particularidad viene en que este modo se activa automáticamente si conectas la barra por HDMI a un televisor Samsung QLED del 2019. Si además conectas la consola (PS4 o Xbox One) por HDMI a la barra, esta leerá los metadatos del juego en cuestión para hacer que el upmix sea más efectivo, logrando un sonido más espectacular.
  • Adaptive Sound: Este modo es similar al modo Smart de la HW-MS650, pero mejorado. La barra optimiza el sonido en función del sonido que recibe, de manera que si estás viendo las noticias se refuerza el canal central para las voces, y si estás viendo un partido de fútbol se enfatiza el sonido ambiente del estadio a través de los canales surround, incluyendo los superiores.
Samsung HW-Q90R: Conclusiones

Samsung HW-Q90R: Conclusiones y alternativas

La compra de Harman es una de las mejores cosas que ha podido hacer Samsung. Gracias a ella su división de audio ha mejorado una barbaridad, y hoy en día Samsung es la compañía con las mejores barras de sonido del mercado.

Esta Samsung HW-Q90R es una de ellas, probablemente la mejor en el momento que escribo estas líneas. Sin embargo, no deja de ser un refrito de la HW-N950 del año pasado. Básicamente es la misma barra de sonido con distinto nombre y alguna que otra pequeña mejora, como la adición de HDMI eARC. ¿Qué hace que sea tan recomendable entonces, si es casi una copia de la HW-N950? El precio.

El precio lo condiciona todo. Y es que la HW-N950 tenía un precio en torno a los 1.800€, ciertamente prohibitivo, mientras que esta Samsung HW-Q90R tiene un precio de salida de 1.199€, que en sitios como Amazon es incluso más barato. Es una diferencia muy grande que acerca a esta barra potencialmente a un público más grande.

Por este precio, no vas a encontrar nada mejor, olvídate. Si estás pensando en gastarte los 1500-1800€ que cuesta montar un equipo 5.1 de Sonos o Bose te recomendaría que lo pensaras dos veces. ¿Para qué vas a gastar tanto dinero en un equipo con tantas limitaciones, cuando por el mismo precio tienes un equipo 7.1.4 como este, y con Dolby Atmos y DTS:X?

El único equipo que puede compararse en calidad a la HW-Q90R es su predecesora, la HW-N950. En sonido son iguales, quizás algo mejores los graves de la HW-Q90R, pero en todo caso la diferencia es mínima. Si no te importa que no tenga soporte para HDMI eARC, y la encuentras más barata, es igualmente recomendable.

Lo mismo para la Samsung HW-N850. Esta barra es igual que las que hemos visto, pero viene sin los altavoces traseros. Si la adquieres junto a los altavoces SWA-9000S queda un conjunto 7.1.2 de una calidad tremenda. Es verdad que faltan esos dos canales elevados que añaden aún más sensación envolvente, pero la calidad de sonido del conjunto es igualmente espectacular. La nueva barra que viene a reemplazar a la HW-N850 es la HW-Q80R, pero de momento no hay noticias de su salida a la venta en España.

Como alternativa low cost también tienes la Samsung HW-Q70R, una nueva barra sin antecedentes en el catálogo de Samsung, y que viene a ser una versión reducida de sus hermanas mayores. Se trata de un equipo 3.1.2, al que se le pueden añadir los altavoces SWA-8500S para convertirlo en un equipo 5.1.2, con soporte total para Dolby Atmos y DTS:X, y también con HDMI eARC. La calidad de esta barra está un peldaño por debajo tanto de la HW-Q90R como de la HW-N950 y la HW-N850, pero el sonido es igualmente fantástico y su relación calidad-precio es extraordinaria.

En una línea parecida a esta tienes la LG SK10Y, otra barra de sonido fantástica, también un peldaño por debajo de las topes de gama de Samsung en cuanto a fidelidad del sonido, pero idéntica en términos de experiencia envolvente. La ventaja de esta barra es que su precio es similar al de la HW-Q70R, así que su relación calidad-precio es también enorme.

Si seguimos bajando en la escala de precios otra barra con Dolby Atmos recomendable es la Sony HT-X8500, que gracias a la inclusión de la tecnología de surround virtual DTS Virtual:X proporciona un efecto envolvente que da el pego, sin necesidad de altavoces adicionales. No obstante, no esperes que esta barra proporcione una calidad sonora ni remotamente cercana a las demás, tratándose de una barra de gama media-baja y dirigida a un público mucho menos exigente.

Samsung HW-Q90R: Análisis

La mejor barra de sonido con Dolby Atmos y DTS:X del momento, tan simple como esto. Con una calidad de sonido de alta fidelidad y una experiencia envolvente insuperable por cualquier otra barra, la Samsung HW-Q90R es una compra absolutamente obligada para quien busque el mejor sonido posible en una barra de sonido, aunque para ello evidentemente tendrás que rascarte el bolsillo.

Puntuación del editor:
5