8.8
Puntuación

A favor

  • Sonido de alta fidelidad, libre de distorsión y respuesta soberbia en todas las frecuencias
  • Respuesta de graves impecable, bajos con mucha pegada y profundidad
  • La mejor experiencia envolvente de todas, capacidad tremenda de inmersión
  • Amplia conectividad, incluyendo HDMI con Passthrough 4K
  • Soporte para todos los formatos Dolby, para DTS 5.1 y para audio HD

En contra

  • Precio muy alto, producto premium inalcanzable para muchos bolsillos
  • No puede pasar Dolby Atmos por HDMI ARC
Calidad de sonido
9.5
Diseño
9.5
Conexiones
9
Calidad-Precio
7.5

Veredicto

Una magnífica barra de sonido con sonido Dolby Atmos completo, conectividad WiFi y un sinfín de conexiones. Está en proceso de descatalogación por parte de Samsung, ya que ha salido su reemplazo, la Samsung HW-N950.

La Samsung HW-K950 es la primera barra de sonido con Dolby Atmos de la compañía coreana, y también la primera barra de sonido creada íntegramente por el Samsung Audio Lab de California, el equipo que también ha trabajado en la fantástica HW-MS650, una de las mejores barras de sonido del 2017.

Se trata de una barra que viene acompañada de un subwoofer inalámbrico y de dos altavoces traseros. Tanto la barra como los altavoces traseros incluyen, además, sendos proyectores de sonido hacia el techo, configurando un sistema de canales 5.1.4 para una experiencia Atmos plenamente satisfactoria.

La barra tiene un rendimiento fantástico, siendo a día de hoy la mejor barra de sonido con Dolby Atmos. En las líneas que siguen a continuación te lo contamos todo sobre ella.

Samsung HW-K950: Especificaciones, fotos y precio

  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 5.1.4
  • Drivers: 16, 11 en la barra, 4 en los altavoces traseros, 1 en el subwoofer 
  • Tipo Subwoofer: Bass Reflex con cono de 8″
  • Potencia RMS: 500W
  • Decodificación: Dolby Atmos y DTS
  • Conexiones de cable: HDMI x2, HDMI ARC, Audio digital óptico, entrada analógica auxiliar
  • Conexiones inalámbricas: Bluetooth y WiFi (2,4 GHz/5 GHz)
  • Mando a distancia: Si
  • Tamaño: 121 x 8.17 x 13.1 cm (barra), 20.3 x 39.9 x 41.4 cm (subwoofer)
  • Peso: 6.7 Kg (barra), 9.6 Kg (subwoofer)
  • Colores disponibles: Negro

Diseño, controles y conexiones

La Samsung HW-K950 tiene un diseño impactante, más que nada por el tamaño de sus componentes y por lo bien que lucen todos ellos.

Samsung HW-K950: Diseño

Antes de entrar en materia hay que dejar claro que se requiere un salón con mucho espacio para albergar la barra más el subwoofer y los altavoces traseros. Con una anchura de más de un metro, la HW-K950 es una de las barras más grandes y pesadas que hemos visto. El aspecto es elegante, con un chasis de aluminio cepillado y una rejilla metálica que protege los transductores internos. La estética es calcada a la HW-MS650, incluyendo una pantalla LCD desplazada ligeramente a la derecha en la parte central de la barra y escondida tras la rejilla, y los botones físicos de control de la barra en el extremo derecho (encendido/apagado, volumen y selección de fuente).

Samsung HW-K950: subwoofer

El subwoofer también es grande aunque dentro de lo normal teniendo en cuenta que en su interior hay un driver de 8″. El subwoofer es idéntico en estética a la barra, con un chasis de aluminio y una cubierta de tela que protege el cono del subwoofer, que por cierto se encuentra en el lado derecho de la caja, con lo que se recomienda posicionar el mismo en el lado derecho del salón, aunque en realidad es bastante flexible en cuanto a su ubicación. El subwoofer es inalámbrico, y se conecta a la barra de manera totalmente automática.

Samsung HW-K950: Altavoces traseros

Los altavoces traseros son también más grandes de lo habitual en este tipo de altavoces, pero hay un motivo de peso: en su interior se hallan dos transductores. La estética es la misma, con unos acabados impecables de aluminio y una rejilla metálica. Detrás de ellos un colgador permite ponerlos en la pared, aunque no se incluye ningún kit de montaje para ello por parte de Samsung.

La Samsung HW-K950 dispone de un set de conexiones muy decente. De puertos de entrada HDMI tiene 2, cada uno de ellos con Passthrough 4K/60p, HDR y HDCP 2.2, y también un puerto adicional HDMI ARC. La pena es que este puerto ARC está limitado y no puede pasar audio Dolby Atmos, ni siquiera con compresión, así que para disfrutar del sonido Atmos se necesita, si o si, conectar un Blu-Ray por HDMI.

Luego tiene una entrada de audio digital óptico y una entrada analógica auxiliar. El puerto USB en este caso solo sirve para actualizaciones de firmware, siendo imposible agregarle dispositivos de almacenamiento externo a la barra.

En conexiones inalámbricas la HW-K950 cuenta con Bluetooth y con WiFi de doble banda. Esto la convierte también en un fantástico altavoz WiFi y permite que la barra se integre en el sistema de altavoces multiroom de la compañía. También funciona como altavoz dentro de Spotify Connect.

Con la app Multiroom de Samsung puedes seleccionar la fuente de sonido, realizar ajustes en la barra o actualizar su firmware. Pero para el control diario de la Samsung HW-K950 tienes el mando a distancia que viene junto a la barra. El mando es ergonómico y muy bonito, y dispone de muy pocos botones para todas las acciones que puedes hacer con él, entre las que se incluyen la selección de fuente de sonido, el volumen, selección de modos de sonido, aumento de graves o nivel de volumen de los altavoces traseros.

Transductores y compatibilidad con formatos de audio

La Samsung HW-K950 es verdaderamente impresionante en su configuración de drivers y canales. Presenta un sistema 5.1.4, que queda distribuido de la siguiente manera:

  • 3 canales frontales, el izquierdo, derecho y central, emplazados en la barra. Cada uno de ellos está respaldado por dos mid-woofers y un tweeter, con una amplificación digital de 18W por altavoz. Los tweeters tienen además un cono invertido, para generar una mayor dispersión del sonido y que no sea tan dependiente de la posición del oyente.
  • 2 canales frontales superiores, proyectados también a través de sendos conos en la barra, orientados hacia arriba para hacer rebotar el sonido en el techo.
  • 2 canales traseros en los altavoces dedicados, con un transductor de rango completo, y 2 canales traseros superiores, proyectados a través de un cono orientado hacia arriba para proyectar el sonido hacia el techo. Cada uno de estos canales tiene amplificación propia de 35W.
  • El subwooferde tipo Bass Reflex, con 162W de amplificación y un driver de 8″ de tamaño.
Samsung HW-K950 - canales

Esta configuración trata de sacar partido al soporte para Dolby Atmos, con el que la HW-K950 es plenamente compatible. Y como Dolby Atmos es un formato retrocompatible, la Samsung HW-K950 decodifica también Dolby Digital 5.1. Con este formato, el sistema escala el sonido de manera que en los canales de techo se replique el sonido de los altavoces frontales y los traseros. El resultado no es tan espectacular como con Dolby Atmos, pero el efecto envolvente resulta espectacular.

Por otro lado, la Samsung HW-K950 es compatible también con DTS 5.1. Inicialmente únicamente podía decodificar DTS en formato estéreo, pero Samsung lanzó una actualización de firmware que corregía este defecto impropio de una barra de sonido tan cara como esta. El formato con el que sigue siendo incompatible es con DTS:X, aunque con la poca implantación de este formato en el corto y medio plazo esto no supone ninguna desventaja a día de hoy.

Como buena barra de sonido de gama alta, la Samsung HW-K950 es compatible también con audio de alta resolución. La compatibilidad de hace extensible a los archivos de música más habituales, como AAC, MP3, WAV, OGG, FLAC y ALAC. Como punto negativo, señalar que la conexión Bluetooth no funciona con el códec aptX, por lo que las personas que sean muy exigentes tendrán que recurrir sí o sí al WiFi para una escucha inalámbrica con una calidad decente.

Calidad de sonido

La cosa puede resumirse de manera muy sencilla: es la barra de sonido con la mejor acústica de todas las que puedes comprar a día de hoy. La calidad de sonido es impresionante, y el Samsung Audio Lab ha dotado a esta barra de un rendimiento esplendoroso en todo tipo de contenidos.

La Samsung HW-K950 se caracteriza principalmente por una respuesta plana en todo el rango de frecuencias, un nivel de volumen altísimo sin que se produzca el más mínimo conato de distorsión apreciable, y una expansión del sonido que es insuperable por cualquier otra barra de sonido actual.

Culpa de ello la tienen obviamente los canales superiores. Gracias a los 4 haces de sonido proyectados al techo, la Samsung HW-K950 escala el sonido verticalmente, haciendo que el sonido suene literalmente por encima de nuestras cabezas. Esto no solo resulta espectacular en los sonidos codificados en Dolby Atmos sino con cualquier otro formato; incluso con formatos estéreo el sistema realiza un up-mixing que resulta prácticamente igual de convincente.

Samsung HW-K950: Calidad de sonido

La decisión de dotar a cada uno de los canales frontales con hasta 3 transductores hace que el sonido que emana de ellos pueda calificarse de alta fidelidad. El tweeter y los 2 altavoces de medio rango trabajan con crossovers activos, que en el caso de los tweeters tienen el corte de frecuencia en los 400Hz. Esto hace que escuchar música sea un deleite para los oídos, gracias a una claridad, definición y precisión en el despliegue de las voces y los instrumentos que realmente asombra.

Pero el escenario donde la Samsung HW-K950 es especialmente brillante es en la reproducción de contenido con Dolby Atmos. La película con la que he tenido ocasión de probarla es Mad Max: Fury Road. La experiencia es alucinante, mostrando una capacidad de inmersión que es insuperable por ninguna otra barra de sonido actual. Tal y como se espera de un sistema Dolby Atmos, la Samsung HW-K950 genera una burbuja de sonido 3D en la que se experimenta una direccionalidad total del sonido, con plena continuidad y llenando toda la estancia, incluyendo por arriba, donde los efectos aéreos resultan espectaculares.

Dicho sea esto de paso, la altura del techo es fundamental. Samsung recomienda un techo no muy alto ni muy bajo, sin especificar una altura concreta. Por lo que he podido experimentar, un techo con una altura de 3 metros es apropiado. Además, puede que también tengas que regular el volumen de los altavoces traseros, cosa que puedes hacer con el mando a distancia, puesto que por defecto tienen un volumen más alto de lo aconsejable.

Respecto al subwoofer, este realiza un trabajo magnífico. Curiosamente es un pelín menos impactante que el de la Sony HT-ST5000, aún usando un driver más grande, pero esto no quiere decir que no sea bueno. El hecho es que la HW-K950 goza de unos bajos tremendos, con mucha pegada y una extensión que los acerca a los 30 Hz sin despeinarse, proporcionando unos graves de los que hacen temblar los muebles, siendo al mismo tiempo preciso y controlado y proporcionando esa capa de profundidad en el sonido envolvente que únicamente los buenos subwoofers son capaces de generar.

Samsung HW-K950: Conclusión y alternativas

La Samsung HW-K950 es hoy por hoy la mejor barra de sonido con Dolby Atmos que puedes comprar. Su experiencia envolvente no es solo espectacular con películas con Dolby Atmos sino también sonido codificado en 5.1 e incluso en estéreo. El sonido proyectado hacia el techo ejerce su función de manera brillante al configurar un campo envolvente que es amplio horizontal y verticalmente.

La claridad de las voces es también un sello distintivo de la barra, así como su perfecto balance en todas las frecuencias y un sonido libre de distorsión incluso en los niveles de volumen más altos. Las capacidades musicales de la Samsung HW-K950 son también excelentes, proporcionando una escucha musical con una gran separación de instrumentos, bajos poderosos y una fidelidad absoluta en todas las frecuencias.

La Samsung HW-K950 también goza de buenas conexiones, incluyendo puertos HDMI con Passthrough para 4K y el cada vez más empleado HDMI ARC, aunque recordando que el audio Dolby Atmos no puede pasar por ARC debido a limitaciones en su estándar. También tiene WiFi de doble banda y puede ser añadido dentro del ecosistema multiroom de Samsung. Por otro lado, el soporte Dolby Atmos le permite decodificar cualquier formato de audio Dolby, y gracias a una actualización de firmware reciente, también puede decodificar DTS 5.1.

Por calidad de sonido y prestaciones globales, es la mejor barra de sonido del momento. ¿Principal problema? Que es muy cara. Efectivamente el rendimiento de la Samsung HW-K950 es excepcional y se trata de la barra de sonido con la mejor experiencia de sonido envolvente que puedes comprar, pero el precio a pagar es muy alto, lo que la aleja como opción de compra para un público generalista.

Por un precio moderado, nuestra recomendación es clara: la Samsung HW-MS650 es otra barra de sonido extraordinaria desarrollada por el mismo equipo del Samsung Audio Lab, que evidentemente no goza de las mismas prestaciones en cuanto a sonido envolvente pero en cuanto a lo que es el sonido exclusivamente desde la barra tiene un rendimiento igual de bueno. Además, tienes la opción de montar un sistema 5.1 (en cuanto salga el subwoofer SWA-700S).

En cuanto a otras barras de sonido con Dolby Atmos, la Sony HT-ST5000 es un modelo muy recomendable. La pega es que es incluso más cara y el sonido envolvente no es tan bueno como en la HW-K950 debido a la ausencia de altavoces surround dedicados, pero sigue siendo una barra con un sonido espectacular, y si tienes poco espacio en el salón es una buena alternativa.

Samsung HW-K950: Análisis - Espectacular rendimiento Dolby Atmos

Una magnífica barra de sonido con sonido Dolby Atmos completo, conectividad WiFi y un sinfín de conexiones. Está en proceso de descatalogación por parte de Samsung, ya que ha salido su reemplazo, la Samsung HW-N950.

Valoración del editor: