8.6
Puntuación

A favor

  • Buena calidad de sonido, sobre todo en frecuencias medias
  • Tamaño relativamente compacto
  • Tiene Alexa incorporada
  • Muy buena conectividad

En contra

  • Sería aún mejor con canal central para diálogos
  • Graves muy cortos para escenas de acción
Calidad de sonido
7.5
Diseño
9
Conexiones
9
Calidad-Precio
9

Veredicto

Una barra totalmente recomendable para quien busque una buena calidad de sonido, en un tamaño compacto, con conexión WiFi y Alexa incorporada. De lo mejor que se puede comprar por este precio.

258,00€
in stock
3 Nuevo Desde 258,00€
A partir de enero 27, 2020 11:04 pm
Envío gratuito

Una de las marcas con más reputación en sonido es Yamaha. En su departamento de barras de sonido tienen algunas de las barras más interesantes del mercado, sobre todo en su gama baja y media, donde abundan los modelos de gran relación calidad-precio.

La Yamaha YAS 109 es otra barra más que ahonda en esta dirección. Los principales reclamos de este modelo son la presencia del asistente virtual Alexa, con conectividad WiFi y, obviamente, una buena calidad de sonido sin necesidad de subwoofer externo.

Yamaha YAS 109: Especificaciones

  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 2.1
  • Drivers: 6, 2 woofers, 2 tweeters y 2 subwoofers internos.
  • Tipo Subwoofer: Interno porteado con doble cono.
  • Potencia RMS: 120W
  • Decodificación: Dolby, DTS
  • Conexiones de cable: 1x HDMI, 1x HDMI ARC, 1x audio digital óptico, 1x Ethernet, 1x Subwoofer out
  • Conexiones inalámbricas: WiFi y Bluetooth
  • Mando a distancia: Si
  • Tamaño: 89 x 5,3 x 13,1 cm
  • Peso: 3,4 Kg
  • Colores disponibles: Negro

Diseño

La Yamaha YAS 109 es una barra muy elegante. Cubierta por una suave y fina malla de tela de color negro, y una apariencia muy sobria, estamos ante una barra discreta pero de estilo moderno.

Es también una barra compacta. En un momento en el que las barras están creciendo y adoptando tamaños cada vez más grandes, la YAS 109 mide solo 89 cm de ancho y con 5,3 cm de alto tiene también un perfil bajo. Esto es perfecto para quienes busquen una barra de poco tamaño, que encaje perfectamente en televisores de unas 50″.

YAS-109 Negro

Por eso, la Yamaha YAS 109 es ideal para ponerla bajo el televisor, en el mueble de la TV. Opcionalmente, se adjunta en la caja un kit de instalación para ponerla en la pared, y con el que la barra quedaría instalada tal y como puedes ver en la siguiente imagen.

YAS-109 Negro

En la parte superior de la barra hay una hilera de iconos, luces y botones táctiles. Los indicadores nos señalan la fuente de sonido, así como los modos de sonido Surround y Clear Voice, el estado de la conexión WiFi y Alexa, y los botones de activación de Alexa, el de desactivación del micrófono, el de selección de la fuente de sonido, los de volumen y el de encendido y apagado.

Los indicadores lumínicos también doblan funciones. Así, por ejemplo, también indican el cambio de volumen o el nivel de los graves, así como el de cualquier modo de sonido seleccionado que no sea el Clear Voice o el Surround.

A ambos lados de la barra puedes ver que también hay un pequeño agujero. Este es el puerto de los subwoofers internos que hay dentro de la barra. Más adelante detallaré qué tamaño tienen estos subwoofers y qué podemos esperar de ellos.

Yamaha YAS 109: Vista lateral

Conexiones

En cuanto a conexiones la Yamaha YAS 109 está bastante bien. Cuenta con dos puertos HDMI, uno de entrada, y otro tipo ARC. El puerto HDMI de entrada permite hacer Passthrough de señal de vídeo en 4K y a 60Hz, y es compatible con HDR10, HLG y HDCP 2.3.

También dispone de una entrada de audio digital óptico, y como en la mayoría de las barras de sonido de Yamaha, una salida para subwoofer activo, muy interesante para quienes quieran mejorar los graves de la barra con un subwoofer externo de su elección. Hay también un puerto Ethernet, y un puerto USB, aunque es solo para actualizaciones de firmware (y solo si falla la actualización online).

Uno de los puntos fuertes de la barra es, sin duda, su doble conectividad inalámbrica, con Bluetooth y WiFi. El Bluetooth funciona en su versión 4.2, con los perfiles A2DP y AVRCP, y los códecs SBC y AAC. Por su parte, la conexión WiFi nos abre la posibilidad a lanzar música a la barra con Spotify Connect o Alexa, y también música a través de servidores DLNA.

Yamaha YAS 109: Conexiones

Controles

La Yamaha YAS 109 viene acompañada de un pequeño mando a distancia. Todas las funciones de la barra son accesibles a través de este mando, así que podemos pasar de instalarnos la app de Yamaha si no queremos, aunque esta es imprescindible para conectar la barra a internet y usar Alexa.

La app en cuestión es la Yamaha Sound Bar Controller, disponible para Android y iOS. Nada más abrir la app se nos guiará por un proceso inicial de configuración para conectar la app a nuestra red WiFi de casa y proceder a la configuración de Alexa si así lo deseamos.

Es importante remarcar que la barra cuenta con micrófonos integrados, de manera que no es necesario disponer de otro altavoz con Alexa en casa, pues la misma barra ya actúa como un altavoz inteligente con la versión completa de Alexa integrada. Así pues, el comando de voz «Alexa» activa el micrófono de la barra, silenciando el sonido en ese momento, a la espera de recibir más órdenes por nuestra parte.

Yamaha YAS 109: Controles y Alexa

El aviso de Alexa en la barra se iluminará en estos momentos para indicarnos que la barra ha escuchado el comando y está a la espera de nuestros comandos. También hay un botón dedicado al lado, con el icono de Alexa, que activa el micrófono sin necesidad de decir el comando de Alexa. Este mismo botón también lo tienes en el mando a distancia.

Canales de audio, transductores y formatos de audio

La Yamaha YAS 109 es una barra estéreo, con un total de 2.1 canales.

Dentro de la barra hay 6 drivers. Son los dos canales frontales derecho e izquierdo, compuestos cada uno por un woofer de 5.5 cm de diámetro y un tweeter de 2.5 cm. Luego están los dos subwoofers, cada uno con un cono de 7.5 cm.

La potencia del conjunto es de 120W, distribuidos en los 15W de cada transductor en los canales frontales, más los 30W de cada subwoofer.

En cuanto a los formatos de audio con los que la YAS 109 es compatible, tenemos la decodificación habitual para Dolby y DTS. Luego la barra puede reproducir también los formatos de archivo WAV, FLAC, ALAC, MP3, WMA y AAC.

Calidad de sonido

La calidad de sonido de la Yamaha YAS 109 es bastante buena, como por otra parte suele ser habitual en las barras de la marca japonesa. De hecho, el sonido de esta YAS 109 recuerda mucho al de la YAS 107, y no sería de extrañar que Yamaha hubiese diseñado la 109 tomando la 107 como referencia.

Así pues el sonido es claro y limpio, con unos medios y agudos nítidos y balanceados. Los medios son el punto fuerte de la barra, sin ninguna duda, pues tienen mucho cuerpo y se reproducen con total definición.

Especialmente sorprendente es su rendimiento con las voces, pues la barra no tiene canal central pero a veces es como si lo tuviera. A pesar de la ausencia del canal central, es una barra recomendadísima para quienes tengan problemas de audición o quieran mejorar la calidad de los diálogos.

Más justa va con los graves. El subwoofer hace un buen trabajo para el escaso tamaño que tiene (apenas 7,5 cm, es un diámetro muy pequeño para el cono de un subwoofer), pero no se le pueden pedir peras al olmo. Quien espere una potencia de graves para tirar abajo el salón en las escenas de acción y explosiones, se llevará una decepción con esta barra. Sin embargo, esto puede ser una ventaja para quien busque una barra con nos graves decentes, pero que no quiera o no pueda tener un subwoofer dedicado por temor a enemistarse con sus vecinos.

Por el contrario, son unos graves suficientes para dar cierta pegada en esas escenas, además de proporcionar un rendimiento musical muy bueno. Este apartado es otro de los puntos fuertes de la barra, pues su separación de canales estéreo es buena a pesar del tamaño relativamente compacto de la barra, así que como reproductor musical cumple, y con creces.

Para cine y series, el mejor rendimiento lo ofrece el modo Movies. En este modo se realzan las voces, de una manera tan efectiva que parece que la barra tenga canal central, y se realzan también los efectos, dando una sensación mayor de inmersión.

Yamaha YAS 109: Calidad de sonido

El modo Movies es bastante mejor que el modo Surround. En este modo se emplea la tecnología DTS Virtual:x, del que ya he hablado en varias ocasiones en esta web. Este modo es probablemente el mejor de entre todos los modos de surround virtual que existen, y probablemente es el único de ellos ciertamente recomendable.

Este modo logra crear una escena sonora que puede dar el pego a la hora de otorgar mayor sensación de inmersión en según qué escenas. No obstante, no soy nada fan de estos modos de surround virtual, y encuentro que el modo Movies es mucho mejor.

Yamaha es de las compañías que mejor trabaja el DSP de sus barras, y es por eso que el modo Music es también bastante eficaz a la hora de reproducir música. Este modo potencia las voces sin afectar demasiado al resto de sonidos, de modo parecido a como lo hace el modo Movies pero algo más ligero y sutil.

El modo Stereo también puede servir bien para música, sobre todo cuando es instrumental, ya que es el modo más neutro. No obstante, las voces en este modo quedan más relegadas.

El modo Clear Voice cumple también su cometido, potenciando las voces aún más que el modo Movies. Por otro lado, los modos Game o Sports aportan poco, y son bastante parecidos a los modos Movies o Clear Voice, respectivamente.

Yamaha YAS 109: Conclusión y alternativas

La YAS 109 es otra buen barra por parte de Yamaha. Es una barra ideal para quien busque una buena calidad de sonido en un tamaño relativamente compacto, con conexión WiFi y Alexa, y sin tener que gastar mucho dinero.

Una mejor opción en este rango de precios es la Samsung HW-MS550. Proporciona un sonido algo mejor, y también tiene conectividad WiFi, aunque en este caso sin Alexa incorporada. Si lo de Alexa te da igual, es una mejor compra.

En un escalón claramente por encima estaría la Samsung HW-MS650, que pese a tener ya casi 3 años de vida sigue siendo una de las mejores barras de sonido del mercado. Este modelo tiene como ventaja un canal central para diálogos y una mejor calidad de sonido en términos globales. Por contra, no tiene Alexa, y evidentemente es más cara.

Si buscas algo aún más compacto, la Sonos Beam es una buena alternativa. Anda bastante pareja en cuanto a sonido, quizás la Beam con mejores graves, pero la YAS 109 con mejores medios y agudos, y también tiene WiFi y Alexa. No obstante, es más cara.

Y si se busca algo más barato, la Yamaha YAS 107 es también una clara alternativa. Esta barra proporciona prácticamente el mismo sonido y prestaciones, solo que sin WiFi ni Alexa. De ti depende enjuiciar si vale la pena pagar la diferencia de precio entre ambas solo por estas dos características.