8.3
Puntuación

A favor

  • Sonido rico, claro, balanceado
  • Los modos surround con tecnología DTS:x son muy convincentes
  • Buen número de conexiones
  • Diseño moderno y no demasiado grande

En contra

  • A pesar de sus woofers internos, le falta extensión de graves
  • No tiene WiFi ni puede conectarse a una red multiroom
Calidad de sonido
7.5
Diseño
9
Conexiones
8
Calidad-Precio
9

Veredicto

Una barra muy decente, con un buen sonido y un precio muy ajustado que la convierten en una de las mejores opciones en calidad-precio. Perfecta para quien quiera mejorar el sonido de la TV por poco dinero y sin tener que poner un subwoofer en el salón.

La Yamaha YAS-107 es una de las últimas barras de sonido que la compañía japonesa ha lanzado al mercado. Se trata de una barra que viene a sustituir a la YAS-105, que ha sido una de las barras más vendidas de Yamaha. Aquella era una barra que venía sin subwoofer externo, muy barata pero que ofrecía un sonido muy bueno, y la YAS-105 va en la misma línea.

Además, y a diferencia de su predecesora, viene con conexión HDMI, y tiene el interesante añadido de ser la primera barra de sonido en incluir DTS:x, una virtualización del sonido para un efecto envolvente que trata de emular el sonido DTS:X.

Yamaha YAS-107: Especificaciones, fotos y precio

  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 2.0
  • Drivers: 2 mid-woofers, 2 tweeters y 2 subwoofers
  • Tipo Subwoofer: Bass Reflex interno
  • Potencia RMS: 120W
  • Decodificación: Dolby y DTS
  • Conexiones de cable: HDMI in, HDMI out (ARC), Audio digital óptico, entrada analógica auxiliar
  • Conexiones inalámbricas: Bluetooth 4.1
  • Mando a distancia: Si
  • Tamaño: 89 x 5,3 x 13,1 cm
  • Peso: 3,4 Kg
  • Colores disponibles: Negro

Diseño, controles y conexiones

La Yamaha YAS-107 dispone de un tamaño bastante compacto para el número de transductores que tiene dentro. Mide 89 cm de ancho, y tan solo 5,3 cm de alto, con lo que no tendrás problemas de obstrucción de la imagen del televisor.

Su aspecto es también muy moderno, estilizado y elegante. Una tela negra recubre la barra por casi todos sus costados, que además tienen unos bordes redondeados. Solo «rompen» la estética los orificios del puerto de graves que están situados a ambos lados de la barra.

Yamaha YAS-107

En la cara superior y en el centro de la barra vemos una tira con varios LED indicativos y los botones táctiles para las funciones más básicas de la barra: el botón de encendido y apagado, los de volumen, el botón de silencio y el botón de selección de la fuente.

Para otros ajustes y funciones tendremos un mando a distancia. Además de los controles básicos que ya tendremos en los botones de la barra, tendremos también la posibilidad de escoger entre los modos Surround o Stereo, el modo Clear Voice para realzar las voces, Bass Extension para potenciar los bajos o botones de nivel de subwoofer en el caso que conectes uno externo a la barra.

Las conexiones se encuentran en la parte trasera de la barra. Estas incluyen un puerto HDMI de entrada, con soporte para 4K/60p 4:4:4 y HDR, otro puerto HDMI ARC, una entrada de cable óptico, otra entrada auxiliar de 3,5mm y una salida analógica para la conexión de un subwoofer externo.  También hay un puerto USB, aunque este solo sirve para actualizar el firmware de la barra.

En cuanto a conexiones inalámbricas, la YAS-107 únicamente cuenta con Bluetooth en su versión 4.1. La ausencia de WiFi hace imposible conectarla a una red Multicast con altavoces multiroom de Yamaha.

Transductores y compatibilidad con formatos de audio

Como decía antes, la YAS-107 tiene un buen número de transductores para el tamaño tan comedido que tiene. Cuenta con dos conos para las frecuencias medias, de 5,5 cm cada uno, otros dos conos de 2,5 cm para los agudos, y dos woofers de 7,5 cm, en una disposición Bass Reflex, encargados de reproducir las frecuencias graves. Como todos los transductores están respaldados por una amplificación de 30W cada uno, la potencia RMS total es de 120W.

Yamaha YAS-107: Transductores

La compatibilidad con archivos de audio es correcta. La Yamaha YAS-107 decodifica sin problemas tanto Dolby como DTS, aunque no admite LPCM. Por otro lado, es la primera barra de sonido del mundo (junto a su hermana mayor, la YAS-207) con soporte para DTS:x.

Como contrapartida, la YAS-107 no lee archivos de alta resolución. Así pues, los que tengan una colección de música en HD, tendrán que buscar otra barra de sonido.

Calidad de sonido

La calidad de sonido es francamente buena. La YAS-107 ofrece el sonido que cabe esperar de un producto de Yamaha, con un sonido claro, bien balanceado, sin ningún punto especialmente fuerte pero sin debilidades muy notables.

Seguramente el punto menos fuerte sean los graves. A pesar de la inclusión de un subwoofer interno, estos no pueden compararse a la experiencia de un subwoofer externo. Aún así estos se despliegan con una pegada muy aceptable y son suficientes para proporcionar una experiencia satisfactoria en programas de TV, música y cine.

Yamaha YAS-107: Calidad de sonido

Por el lado de sus bondades, lo más destacable de la barra me ha parecido la amplitud de su sonido, con una separación estéreo muy lograda, a pesar de no ser precisamente la barra más ancha del mundo. Esto la hace muy disfrutable sobre todo para música. Es una pena que no tenga WiFi y que no pueda usarse en ella Spotify Connect.

Para contenidos audiovisuales, la YAS-107 dispone de varios modos de sonido Surround: Music, TV program, Movie, Sport y Game. Todos ellos funcionan respaldados por la tecnología DTS:x, que es un modo que trata de emular la experiencia del sonido DTS:X a través de una recreación virtual. A pesar de lo escéptico que soy con este tipo de modos de sonido, he de decir que en esta ocasión el resultado es apreciable, con una genuina sensación de sonido envolvente donde se mezclan muy bien los planos sonoros y donde en ningún momento suenan las voces metálicas o los efectos enlatados.

Los modos más efectivos me han parecido los de Movie y Game. En estos modos se disfruta de ese efecto dinámico e inmersivo, además de unas voces con mucha presencia y cuerpo. Para música, en cambio, me ha sonado mucho mejor el modo estéreo, que por así decirlo es el estándar de la barra.

Yamaha YAS-107: Conclusión y alternativas

La Yamaha YAS-107 es una barra de sonido casi perfecta en su concepción. Es una única barra, que sin necesidad de subwoofer ofrece un sonido muy bueno, no es demasiado grande ni aparatosa, y además es muy barata. Yo particularmente recomendaría esta barra a todo aquel que busque una barra de sonido barata, sin subwoofer externo y que suene bien en todos los escenarios posibles (música, cine, TV). Es la típica barra de sonido ideal para quien no quiera romperse mucho la cabeza eligiendo una, pero con la garantía de que estará adquiriendo un producto de calidad.

La alternativa por un precio similar, o dependiendo de la oferta incluso inferior, es la Samsung HW-K450. Esta barra ofrece un rendimiento acústico muy parecido, con unos graves ligeramente mejores por su subwoofer externo, pero sin un efecto envolvente tan conseguido como el de la YAS-107.

Yéndonos a otro escalón de precios, la Samsung HW-MS650 sigue siendo nuestra referencia. Lo fue en el 2017, lo sigue siendo este 2018 y seguramente lo seguirá siendo unos cuantos años más. Se trata de una barra con un sonido excepcional, con WiFi y con la posibilidad de añadirle altavoces traseros, por un precio nada exagerado para lo que ofrece.

Yamaha YAS-107: Una barra de sonido barata pero muy resultona

Una barra muy decente, con un buen sonido y un precio muy ajustado que la convierten en una de las mejores opciones en calidad-precio. Perfecta para quien quiera mejorar el sonido de la TV por poco dinero y sin tener que poner un subwoofer en el salón.

Puntuación del editor:
3.7