Paper Plane
Análisis y comparativas de productos de audio
Sonos ARC

Sonos ARC

La Sonos ARC salió hace un año, pero no ha sido hasta ahora que he podido echarle el guante para analizarla. Y tenía muchas ganas de hacerlo, porque los altavoces Sonos suelen sonar de fábula, y esta Sonos ARC ha recibido hasta la fecha opiniones muy positivas pese a lo que cuesta.

Estamos ante la primera barra que la marca lanza al mercado desde la Sonos Playbase, y desde entonces la irrupción de Dolby Atmos ha sido fulgurante, no solo en cines sino en el ámbito doméstico. La gente quiere que las barras de sonido sean cada vez más envolventes, y Sonos ha respondido a esta demanda con una barra que, por sí sola, ya ofrece una capacidad de inmersión muy notable.

Sonos ARC SNS-ARCG1EU1BLK - la Barra de Sonido Inteligente para la Tele, música y Mucho más, Sonido en 3D con Dolby Atmos, Control por Voz, Color Negro

Veredicto y puntuación

Veredicto y puntuación
8 10 0 1
La Sonos ARC es una fantástica barra, con un sonido envolvente espectacular en películas y series con Dolby Atmos, pero es difícil obviar lo cara que es y el hecho que existen alternativas en el mercado mucho más completas por el mismo dinero.
La Sonos ARC es una fantástica barra, con un sonido envolvente espectacular en películas y series con Dolby Atmos, pero es difícil obviar lo cara que es y el hecho que existen alternativas en el mercado mucho más completas por el mismo dinero.
8/10
Puntuación
Muy buena

Sonos ARC: Especificaciones

  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 5.0.2
  • Drivers: 11, 8 woofers y 3 tweeters
  • Potencia: 110W
  • Decodificación: Dolby Atmos, Dolby Digital Plus, PCM
  • Conexiones de cable: HDMI ARC, Audio digital óptico
  • Conexiones inalámbricas: WiFi
  • Mando a distancia: No
  • Compatibilidad con asistentes virtuales: Alexa
  • Tamaño: 8,7 × 114,1 × 11,5 cm y 6,25 Kg de peso
  • Colores disponibles: Negro y blanco

Diseño y controles

Uno de los puntos fuertes de Sonos es el diseño de sus altavoces. La Sonos ARC no es una excepción. Tiene un diseño minimalista, con un acabado mate y unas formas curvadas que le dan un aspecto precioso. La parte frontal tiene una parrilla metálica con agujeros para proteger los 11 transductores que hay en total dentro de la barra, con el logo de Sonos justo en el centro y un diminuto LED indicador de estado, que podremos desactivar o activar desde la app.

Sonos ARC: Diseño

Es una barra bastante ancha, midiendo 114 cm, tamaño que encaja a la perfección con televisores de 55″ y 65″. Me gusta que tiene la altura justa, de 8,7 cm, así que no obstruye demasiado la pantalla en televisores con la peana baja.

En la parte superior están los 3 botones táctiles, consistentes en uno para iniciar y detener la reproducción, y dos botones de volumen. En el extremo derecho está el indicador del micrófono para los asistentes virtuales.

La Sonos ARC viene sin mando a distancia, fiando esta labor a la maravillosa app de Sonos (iOS y Android), que si bien ya era estupenda desde hace tiempo, ahora lo es aún más tras la renovación que experimentó hace poco, haciéndola aún más fácil de usar y con nuevos servicios, como el de Sonos Radio, que nos evita tener que usar apps de terceros como TuneIn para escuchar la radio online.

Tras un sencillo y guiado proceso de configuración inicial, la app nos muestra el estado de la barra, qué es lo que está reproduciendo en ese momento y los ajustes que tenemos disponibles para la barra, con los modos de Noche, para comprimir el sonido y evitar molestar a los vecinos, y el modo Voz, para reforzar las voces y mejorar la claridad de los diálogos, así como también un sencillo ecualizador gráfico para agudos y graves.

Conexiones y formatos de audio

Por detrás de la barra encontramos los puertos de conexiones. Tenemos la entrada del cable de alimentación y dos puertos para conexiones de audio: para cable óptico de audio digital y un puerto HDMI ARC. Por tanto, con la Sonos ARC únicamente podremos usar como HUB de conexiones el televisor. La Sonos ARC cuenta con compatibilidad con eARC, de modo que podremos enviar señal Dolby Atmos en True-HD a través del HDMI ARC siempre que nuestro televisor también tenga eARC.

He podido reproducir sin problemas Dolby Atmos, tanto en Dolby True-HD como en Dolby Digital Plus, así como cualquier fuente de sonido en formato Dolby. También he podido enviar desde el televisor sonido en PCM estéreo, y según una de las últimas actualizaciones de firmware, también se puede enviar PCM en 5.1.

Lamentablemente, Sonos continua con su tradición de no ofrecer soporte para DTS ni ninguno de sus sucedáneos. La compatibilidad limitada únicamente a fuentes Dolby hace que la Sonos ARC solo sea recomendable para quienes consumen todo su contenido a través de plataformas de streaming, TDT o decodificadores como el de Movistar.

El enfado por el asunto del DTS se me pasa en cuanto conecto la barra al WiFi. Sonos tiene el ecosistema multiroom más completo y sencillo de usar, y con mucha diferencia sobre la competencia. En la configuración inicial la barra queda lista para ser usada con Spotify Connect, y la compatibilidad con Airplay es uno de los puntos por los que los usuarios de iOS tienen predilección por Sonos. Desde la app también podremos mandar cualquier audio de nuestro móvil o cualquier otro que esté dentro de la red DLNA.

En cuanto a los asistentes virtuales, la Sonos ARC puede manejarse tanto con Google Assistant como con Alexa. Dentro de la barra hay una matriz de cuatro micrófonos que permiten dar ordenes de voz. El proceso de conexión de la barra con los asistentes es muy sencillo y la app te guía a través de todo el proceso. Desde el momento que la barra se conecta con algún asistente virtual, el indicador LED del micrófono de la barra queda encendido, pero para desactivar el micrófono basta con pulsar el botón táctil.

Sonido

En cuanto a calidad de sonido, la Sonos ARC es una barra de sonido espléndida. Su calidad de sonido es buenísima, y Sonos demuestra una vez más el buen hacer de su equipo de ingenieros a la hora de introducir numerosos drivers dentro de un espacio pequeño y hacer que suenen de fábula.

Dentro de la Sonos ARC hay 11 transductores, repartidos en hasta 7 canales. Dos woofers y un tweeter van para el canal central, un woofer y un tweeter para los canales derecho e izquierdo, otros dos woofers de proyección en los extremos de la barra hacen las veces de canales traseros, y otros dos woofers de proyección superior se encargan de los efectos aéreos de Atmos.

Sonos ARC: Drivers

Sonos no anuncia nunca la potencia RMS del conjunto, pero este usuario en Youtube ha medido una potencia de 110W, que va en consonancia con la potencia aproximada de barras anteriores de la marca como la Sonos Playbar. Cada driver está alimentado por un amplificador de clase D, la receta habitual de Sonos con sus altavoces para dotarlos de potencia sobrada para llevarlos a volúmenes altos sin distorsión.

La Sonos ARC es seguramente el primer producto de la compañía que ha sido diseñado claramente pensando antes en la calidad de sonido viendo películas y series que con música. Eso lo he notado en la primera comparativa rápida que he hecho reproduciendo algunas películas y canciones de referencia. El sonido con audio multicanal en cine y series es fantástico, un sonido muy neutro con una reproducción muy ajustada de los medios y agudos, con un canal central perfecto para una claridad absoluta en los diálogos.

Sin embargo, es con audio Dolby Atmos, y más concretamente cuando está codificado en Dolby True-HD, que esta barra muestra un desempeño absolutamente espectacular. Con Dolby Atmos esta barra tiene el sonido más envolvente que yo he escuchado hasta la fecha si hablamos únicamente de la barra en sí, dejando fuera de la ecuación altavoces traseros. La prueba con Hasta el último hombre, reproducida con Dolby Atmos a través de una Nvidia Shield conectada por HDMI al televisor, ha sido alucinante, con un despliegue de los efectos de sonido maravilloso, con efectos que daban realmente la sensación de estar reproduciéndose por arriba y por detrás, lo que da buena cuenta de lo increíblemente bien que funcionan los woofers con proyección de sonido instalados en los extremos de la barra y en su cara superior.

Otra prueba de fuego ha sido con la edición remasterizada de Blade Runner, la cual goza de una de las mejores ediciones de sonido que yo haya escuchado nunca. En las secuencias donde suena la música de Vangelis la Sonos ARC inunda el salón de sonido, con una sensación de amplitud y de escala sonora impresionante, con momentos en los que parece que estás justo debajo de una cascada de sonido. Realmente, lo que puede conseguir esta Sonos ARC con contenido Atmos bien mezclado, es alucinante.

Sonos ARC: Sonido

Lo único que se echa en falta es más punch en los graves, y es este punto el más discordante; y es que los graves de la Sonos ARC son muy buenos para tratarse de una barra sin subwoofer, pero es evidente que le falta esa pegada extra que sí tienen los equipos con subwoofer. Este inconveniente se soluciona comprando un Sonos SUB, aunque ciertamente es un producto caro de narices. Pero quien compre la Sonos ARC debe pensarse seriamente comprar también el subwoofer, porque la experiencia que debe proporcionar esta barra con él debe ser una cosa de locos. Y ya que estás puesto, sería buena idea comprar un par de Sonos One para usarlos como altavoces traseros para un efecto surround completo. Todo este pack se va a unos 2000€, precio muy, muy alto, pero que brinda un equipo 7.1.2 de una calidad inmensa. Por suerte, la app de Sonos facilita el poder ir comprando estos extras e integrarlos con la barra, en cualquier momento, así que puedes comprar la barra y dejar la decisión de compra de lo demás para más adelante.

Con música también se echa en falta ese extra de bajos, sobre todo en los géneros que más lo piden, pero lo más extraño que ocurre con la reproducción musical de la Sonos ARC es la mezcla que hace la barra de fuentes estéreo. Y es que la barra reproduce a través de los tres canales frontales, reforzando las voces en el canal central como si de una película se tratase. Lo que consigue de esta manera es que la separación estéreo que requiere la música se vea algo perjudicada. No digo que la música suene mal, ni mucho menos, pero sonaría mucho más natural si se dejara la fuente estéreo intacta. Lo peor es que no hay manera de quitar este procesado del sonido con la música, o al menos yo no lo he conseguido, ya que no hay ningún ajuste para esto en la app.

Lo que sí tenemos es un ecualizador muy básico para ajustar agudos y graves, aunque francamente yo no he visto necesidad alguna de modificarlo, pues la barra suena ya muy bien en todas las frecuencias con sus valores por defecto. Los otros dos modos de sonido funcionan correctamente para sus respectivos cometidos: el modo Noche comprime el sonido para equilibrar los efectos más altos con los más bajos, y el modo Voz hace que las voces suenen un poco más claras.

Sonos ARC: Conclusiones

Conclusión y alternativas

La Sonos ARC es otra barra de sonido fantástica por parte de Sonos, pero igual que las anteriores presenta algunas virtudes y otros tantos inconvenientes.

Veamos, primero, hay que decir que su sonido con fuentes Dolby Atmos es verdaderamente espectacular. Es sin duda una de las mejores barras de sonido con Dolby Atmos que yo haya tenido ocasión de probar, así de simple. Además, es condenadamente bonita, uno de esos productos que da gusto ver lo bien que quedan en el salón y bajo nuestro televisor. Y también hay que añadir que el sistema WiFi de Sonos es una gozada.

Todo esto cae en el lado de sus virtudes, vamos ahora con sus inconvenientes. El primero, las pocas conexiones que tenemos, y el segundo es la incompatibilidad con cualquier formato derivado de DTS. El último, el más importante, es que montar un conjunto completo, con subwoofer y con altavoces traseros, se nos va de madre, a un precio prohibitivo.

El problema no es pagar cerca de 2000€ por tener un equipo de sonido espectacular como es el que conforma la Sonos ARC más el subwoofer y los traseros, sino que por bastante menos la tope de gama de Samsung ofrece una calidad de sonido, como mínimo, igual de buena, y además con entradas HDMI y compatibilidad con DTS:X y DTS-HD.

¿Para quién es adecuada esta Sonos ARC? La veo como una barra ideal para quien no pueda poner ni subwoofer ni traseros, pero que se niegue a renunciar a la máxima calidad de sonido posible. En este aspecto, vuelvo a repetir que si hablamos únicamente de la barra en sí, la Sonos ARC ofrece la mejor experiencia envolvente con fuentes Dolby Atmos.

También es una buena compra si todo el contenido que ves es con plataformas de VOD como Netflix o Prime Video, puesto que las limitaciones técnicas derivadas de la ausencia de entradas HDMI y la incompatibilidad con DTS no te afectarán. Aún y con todo, asegúrate que cumples los requisitos para tener Dolby Atmos con Netflix y plataformas similares.

Evidentemente, también la veo una compra de diez para quien vaya sobrado de dinero y quiera pegarse el capricho. Teniendo en cuenta las limitaciones mencionadas antes, y si te lo puedes permitir, la Sonos ARC es una barra de sonido fantástica, que pasa a ser un producto tremendo si la acompañas del subwoofer y los traseros. Pagarás un alto precio por un equipo más limitado que otros en cuanto a conexiones y compatibilidad con audio multicanal, pero en cuanto a calidad de sonido tendrás un purasangre metido en casa.

8/10
Total Score iPuntuación
  • Calidad de sonido con cine y series
    10/10 La perfección
    Impresionante experiencia envolvente con Dolby Atmos. Algo menos espectacular con sonido 5.1, pero muy disfrutable, con un canal central para una gran claridad en los diálogos. Le faltan graves para alcanzar la perfección.
  • Calidad de sonido con música
    8/10 Muy buena
    Perfil de sonido muy neutro, con una reproducción fantástica de medios y agudos, pero el procesado del audio en estéreo que hace la barra no beneficia a la separación de canales.
  • Conexiones
    7/10 Buena
    Con un puerto HDMI eARC, una entrada óptica y WiFi con Spotify Connect y Airplay, la Sonos ARC tiene lo indispensable para usar una Smart TV moderna como HUB, pero ofrece poca versatilidad para otras configuraciones.
  • Diseño
    10/10 La perfección
    La Sonos ARC es preciosa, con un diseño minimalista muy elegante y moderno. Aunque es ancha, su altura es modesta y no obstruye demasiado la parte baja del televisor.
  • Compatibilidad con formatos
    8/10 Muy buena
    La Sonos ARC es compatible con Dolby Atmos en cualquier formato, fuentes Dolby 5.1, 2.1 y PCM en estéreo. En cambio no puede reproducir ningún formato DTS. Es suficiente para quien use servicios de streaming, pero se queda muy corta para el resto de usos.
  • Calidad-Precio
    6/10 Normal
    Aunque es una barra de sonido fantástica, tiene un precio muy alto, y hay alternativas más económicas y que encima son más completas.

Lo mejor

  • El sonido con fuentes de audio Dolby Atmos, absolutamente espectacular

Lo peor

  • El precio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *