7.5
Puntuación

A favor

  • El sistema de altavoces desmontables con sonido surround es versátil, práctico y efectivo
  • El subwoofer está bien integrado y proporciona graves con mucha extensión y pegada
  • Los modos de sonido predefinidos de su DSP son útiles y funcionan
  • Tiene un montón de conexiones, incluyendo 3 puertos HDMI, uno de ellos ARC

En contra

  • Poca potencia de los altavoces desmontables al usarlos como altavoces estéreo independientes
  • Con los altavoces surround desmontados, el sonido frontal de la barra pierde amplitud
  • Precio demasiado alto
Calidad de sonido
8
Diseño
9
Conexiones
8
Calidad-Precio
5

Veredicto

Barra de sonido versátil, con altavoces traseros desmontables para montar un equipo 4.1, buena calidad de sonido general, múltiples conexiones y amplio soporte en formatos de sonido, incluyendo DTS. Lástima que sea tan cara.

La Philips Fidelio B5/12 lleva siendo desde el momento que salió a la venta una de las mejores barras de sonido del mercado. El concepto que implantó Philips con esta barra fue novedoso y muy original; una barra de sonido con unos altavoces satélites que pueden desanclarse de la barra y usarlos como altavoces traseros para tener un sonido surround real.

Pero el concepto va un poco más allá, pues estos altavoces sirven también como altavoces inalámbricos, e incluso como altavoces multiroom, pudiéndolos llevar a cualquier rincón de la casa y replicar el sonido de la barra.

La versatilidad que otorgan estos altavoces desmontables es el principal reclamo de la Philips Fidelio B5/12, pero aún hay más. Sigue leyendo si quieres averiguar todo lo que esta barra de sonido tiene para ofrecerte.

  • Formato: Barra de sonido
  • Canales: 4.1
  • Drivers: 1 woofer y 1 tweeter para los canales frontales, 1 altavoz de rango completo para los altavoces desmontables y un subwoofer externo
  • Tipo Subwoofer: Bass Reflex
  • Amplificación: Clase D
  • Decodificación: Dolby y DTS
  • Conexiones de cable: 2 HDMI, 1 HDMI ARC, 1 Audio digital óptico, 1 coaxial, 1 analógico de 3,5 mm
  • Conexiones inalámbricas: Bluetooth y NFC
  • Mando a distancia: Sí
  • Tamaño con la unidad completa: 15,5 x 103,4 x 7,2 cm
  • Peso: 4,18 Kg
  • Colores disponibles: Negro

Diseño

En diseño, la Philips Fidelio B5/12 destaca especialmente, pues es una barra de sonido preciosa. Philips suele hacer productos que, además de funcionales, son muy bonitos de ver, y la Fidelio B5/12 no es una excepción. La barra se presenta en un elegantísimo diseño semicurvado, cubierta casi en su totalidad por una malla negra de tela fina, a excepción de la parte central, con un panel de cromo donde se halla el botón de encendido y el nombre y logo de Philips.

La barra es considerablemente grande. De ancho mide 103 cm y de alto 7,2 cm. Aunque no está entre las barras de sonido más altas, sí que está en el límite de obstaculizar el repetidor de infrarrojos de algunos televisores. De profunda, la Fidelio B5 mide 15 cm, con lo que aquí también puede haber problemas en según qué muebles y con según qué televisores.

A la izquierda del panel de cromo central hay una pantalla LED que muestra información sobre la fuente de sonido, el volumen o los modos de sonido seleccionados. Al otro lado del panel central se encuentra el diminuto puerto de infrarrojos para el mando a distancia que viene incluido.

Philips Fidelio B5/12: Diseño

El subwoofer, por otra parte, es sorprendentemente alto, midiendo 51 cm de alto aunque tan solo 20 cm de ancho y de profundo. Pero lo más llamativo del conjunto son los altavoces desmontables. Estos miden apenas 7 cm, tienen batería propia y se recargan automáticamente cuando están anclados a la barra. Su autonomía es de 10 horas, usados en modo surround, o de 5 horas, cuando se usan como altavoces inalámbricos Bluetooth. Cuando se desmontan se dejan ver en ellos dos botones: uno para encender o apagar el módulo, y otro para emparejarlo con un dispositivo a través de Bluetooth.

Conexiones

La Fidelio B5/12 es bastante generosa en cuanto a conexiones: son 2 los puertos HDMI que tiene, más otro adicional para retorno de audio con HDMI ARC, siendo este recomendable si queremos usar la televisión como switch para todos los dispositivos, además de poder controlar el volumen de la barra con el mando de la tele.

Además, tiene entrada para audio coaxial digital, para audio óptico digital y otra entrada auxiliar para conector de 3,5 mm para canales izquierdo y derecho. Y por si esto fuese poco, su conectividad Bluetooth, en combinación con NFC para un fácil emparejamiento, nos permitirá conectar dispositivos, no solo a la barra sino también a cada uno de los altavoces desmontables individualmente o emparejados en estéreo. Un diez para Philips en este apartado.

Controles

Para el control y los ajustes de la barra se incluye un mando a distancia. Los botones de la parte superior del mando nos permiten elegir la fuente de sonido, incluyendo el Bluetooth, que tiene un botón dedicado de color azul. Debajo de este hay tres botones para el control de la reproducción de canciones a través de Bluetooth.

A continuación tendremos los botones para ajuste de volumen y enmudecimiento, y a ambos lados también sendos ajustes para la intensidad de los graves y los agudos. Más abajo, tres botones para tres modos de sonido de los que hablaremos más adelante: Voice, Music y Movie.

A continuación, hay un botón denominado REAR VOL, que como su propio nombre indica sirve para regular el volumen de los altavoces traseros cuando han sido desmontados. Más abajo, el botón AUDIO SYNC ajusta los tiempos de la pista de audio en caso de estar desincronizada.

Ya por último, un botón permite seleccionar tres modos de sonido adicionales: Night, Auto Vol y Dim. El último botón del mando a distancia es el de calibración para los altavoces desmontables.

Decodificación y compatibilidad de archivos

Como cabe esperar de un producto de gama alta como este, la Fidelio B5/12 tiene decodificador Dolby y DTS. Además, viene certificada con Dolby Pro Logic II, para reproducir audio multicanal a partir de una pista estéreo.

La compatibilidad con archivos de música se reduce a archivos MP3, OGG, FLAC y AAC, todos ellos en resolución estándar 16-bit/44,1 kHz, siendo incompatible con audio HD.

Canales de audio y transductores

La Philips Fidelio B5/12 dispone de una configuración de canales 4.1, distribuidos de la siguiente manera:

  • 2 woofers de 7,5 cm y otros 2 tweeters de cúpula blanda de 2,5 cm para los canales izquierdo y derecho, con una potencia de 20 W cada uno de ellos
  • 1 altavoz de rango completo de 3″ y 8 W de potencia para cada uno de los altavoces desmontables
  • Un subwoofer de tipo Bass Reflex con un cono de 6,5″ y una potencia de 90 W

La potencia total del conjunto es de 210 W RMS. Aunque no queda claro según la hoja de especificaciones de Philips, según algunos medios la amplificación digital es de clase D, cosa que puede ser verdad a tenor de la poca distorsión de la barra a volúmenes altos.

Calidad de sonido

La calidad de sonido ofrecida por la Philips Fidelio B5/12 es fantástica. La claridad del sonido en todas las frecuencias es absoluta, y el sonido tiene el dinamismo y la pegada que cabe esperar de una barra de sonido de este precio. Los graves llegan muy abajo en la escala de frecuencia, tan bajo como los 25 Hz que hemos medido en nuestro test, con lo que los graves son lo suficientemente extensos y potentes como para hacer vibrar muebles, paredes y ventanas sin distorsión aparente.

La experiencia envolvente está también muy conseguida, y lo mejor es lo fácil que te lo pone el sistema para que esto sea así. Basta con desmontar los altavoces de la barra para que se active automáticamente el modo surround, de manera que, a partir de ese momento, los altavoces desmontables reproducen los canales traseros de las pistas multicanal.

Philips Fidelio B512 - calidad de sonido

Además, estos altavoces desmontables llevan un DAC integrado con función de calibración espacial; cada uno de los altavoces emite una señal tonal para localizar cada uno de los altavoces traseros en la sala y ajustar su volumen individualmente en función de los alejados que estén el uno del otro o respecto al punto de audición óptimo. Esto permite una gran flexibilidad a la hora de ubicarlos, a diferencia de los equipos 5.1 tradicionales, que requieren de una instalación cuidadosa de cada altavoz para una escucha óptima.

El sonido de la Fidelio B5/12 es fantástico en cualquier escenario. Donde sobresale especialmente es en su efecto envolvente: los altavoces surround se desmontan de la barra fácilmente y automáticamente pasan al modo surround, reproduciendo los canales traseros con la flexibilidad de poder ubicarlos donde quieras gracias a la calibración espacial de cada uno de ellos.

Lo único criticable con respecto a los altavoces desmontables es que, mientras cumplen su función como altavoces traseros surround, al usarlos como altavoces inalámbricos estéreo pierden brillantez. El sonido que emana de ellos es más que correcto, pero su potencia de 8 W se queda muy escasa para utilizarlos como altavoces estéreo independientes de la barra.

Como no todo es perfecto en la Philips Fidelio B5/12, es justo decir que al sonido de la barra, una vez desmontados los altavoces surround, le falta espacialidad y amplitud. Esto es debido a que los canales frontales derecho e izquierdo están muy juntos físicamente en la barra. Esta falta de amplitud en los canales frontales queda disimulada por la experiencia envolvente que ofrecen los altavoces traseros, pero un oído bien entrenado en equipos de Home Cinema percibirá rápidamente esto que digo.

Respecto a la ausencia de un canal central dedicado a las voces, no representa un problema, pues la Fidelio B5/12 se las apaña para que los diálogos suenen alto y claro sin necesidad de un canal central específico para ellos.

En el resto de escenarios, la Fidelio B5/12 se maneja estupendamente. Tanto en programas de televisión como en eventos deportivos, así como la reproducción de música, es una barra de sonido que mejora enormemente la experiencia de sonido bajo cualquier circunstancia. Además, y esto es justo decirlo también, el DSP del DAC interno de la barra hace un trabajo fantástico, siendo una de las pocas barras de sonido cuyos modos de sonido específicos realmente optimizan el sonido para cada uno de los escenarios para los cuales han sido diseñados.

Ajustes y modos de sonido

La Philips Fidelio B5/12 presenta una serie de modos de sonido muy eficaces en su cometido. El modo Movie se activa automáticamente al desmontar los altavoces traseros, reproduciendo los efectos surround por esos altavoces y reforzando los graves para una experiencia más inmersiva.

El modo Music se puede activar con los altavoces surround montados en la barra o desmontados. En ambos casos, replican el sonido de los canales izquierdo y derecho, proporcionando un sonido neutro y equilibrado. Por otro lado, el modo Voice refuerza las frecuencias medias para una escucha óptima de los diálogos.

Philips Fidelio B5/12: altavoces surround

El modo Auto Vol sirve para normalizar el volumen y hacer que la diferencia de volumen se reduzca entre escenas o cuando un programa de televisión pasa a los anuncios. Otra función para no molestar ni a la familia ni a los vecinos a altas horas de la noche es el modo Close to me, que se activa desmontando los altavoces surround y pulsando a continuación el botón Voice durante tres segundos. Este modo enmudece la barra y transmite sonido estéreo a los altavoces surround a bajo volumen, de manera que puedas ponértelos cerca tuyo para una escucha cercana.

Otra función similar realiza el modo Night, que reduce el volumen de sonidos fuertes (por ejemplo explosiones), aunque únicamente está disponible en pistas Dolby Digital.

Aparte de los modos de sonido prestablecidos, hay diversos ajustes para el sonido. El ajuste de sincronización permite aumentar o reducir el retraso de la señal de audio con respecto a la de vídeo, mientras que un ecualizador muy básico nos permite el ajuste del nivel de intensidad de los bajos (Bass) y de los agudos (Treble).

Mediante el ajuste Rear Vol podemos aumentar o disminuir el volumen de los altavoces surround cuando están desmontados de la barra. Por último, la función Calibration permite equilibrar automáticamente los altavoces surround para una audición óptima con respecto a la posición de los asientos.

Posibilidades de ampliación

La Fidelio B5/12 no es ampliable de ningún modo, al menos de momento. No forma parte de ningún sistema multiroom, ni tampoco puede formar parte de ningún equipo 5.1 de la compañía, puesto que ya constituye por sí sola un equipo 4.1 completo.

Philips Fidelio B5/12: Conclusiones y alternativas

La Philips Fidelio B5/12 es una de las barras de sonido más interesantes de los últimos años. Aún habiendo pasado ya más de 2 años desde su lanzamiento, sigue resistiendo el envite de las nuevas barras de sonido que van saliendo al mercado. Todo ello consecuencia de su fantástico sonido, sus múltiples conexiones y, sobre todo, la enorme versatilidad que aportan sus curiosos y originales altavoces desmontables, que sirven como altavoces surround, como altavoces inalámbricos estéreo e incluso como altavoz inalámbrico por separado.

Gracias a estos altavoces desmontables es posible, por ejemplo, llevar el sonido de la tele a otra estancia de la casa. O desmontarlos para tener un par de altavoces estéreo en otro sitio del hogar, aunque para este propósito su potencia es la justa y pueden quedarse escasos. En cualquier caso, es un sistema versátil, práctico y cómodo, y muy original, puesto que ninguna otra barra de sonido del mercado tiene siquiera algo parecido.

No obstante, sí hay alternativas a la Fidelio B5/12 si no se tiene previsto sacarle mucho partido a sus altavoces desmontables. La alternativa clara en su mismo rango de precio es la Sonos Playbase, una magnífica base de sonido que proporciona un sonido más refinado y cohesionado en una sola unidad con subwoofer integrado.

Si el efecto envolvente es importante para nosotros, otra alternativa más barata sería la Yamaha YSP-1600, con su tecnología Beam de proyección del sonido que realmente funciona a la hora de hacer rebotar el sonido en las paredes y localizar efectos surround a nuestro alrededor.

Por último, la Samsung HW-MS650 es una soberbia barra de sonido que ofrece un sonido maravilloso tanto para cine y televisión como para música, aunque si queremos un sonido surround real con ella hay que adquirir los altavoces traseros y el subwoofer aparte.

Philips Fidelio B5/12: Análisis, características, precios y alternativas
Barra de sonido versátil, con altavoces traseros desmontables para montar un equipo 4.1, buena calidad de sonido general, múltiples conexiones y amplio soporte en formatos de sonido, incluyendo DTS. Lástima que sea tan cara.
Editor's Rating:
3.5