Las bases de sonido son la alternativa a las barras de sonido para todos aquellos con poco espacio bajo el televisor.

El concepto es sencillo: en vez de presentar un formato de barra de gran anchura, las bases de sonido muestran una mayor profundidad y una menor anchura, y todo con la idea que puedas poner el televisor encima de ellas. Esto tiene un beneficio colateral, y es que te ahorras también posibles problemas de obstrucción de la imagen o del puerto de infrarrojos del televisor.

Como la idea es que pongas un TV encima de ellas, las bases de sonido son también más robustas y resistentes. No obstante, depende del modelo, y por norma general los fabricantes suelen anunciar el límite de quilos que pueden soportar.

Otra ventaja de las bases de sonido es que, al tener mayor espacio interno, muchas de ellas permiten alojar un subwoofer interno. En la mayoría de ocasiones, este subwoofer no tiene una pegada comparable a la de un subwoofer externo, pero en muchos casos muestran una extensión de graves que resulta suficiente para la mayoría de usuarios.

Por lo demás, son muy similares a las barras de sonido, y como en estas, existen modelos de muy buena calidad y otros que no lo son tanto. En esta selección hemos escogido las bases de sonido más recomendables, en función del precio y sus prestaciones.

Sony HTXT100: La opción de gama baja

La Sony HTXT100 es una base de sonido económica, pero con prestaciones interesantes. Lo cierto es que fue un producto de gama media, pero ha ido viendo reducido su precio, imagino que debido al interés de Sony por eliminar stock.

Bases de sonido: Sony HTXT100

Presenta una configuración de 2.1 canales. El subwoofer es interno, con un puerto Bass Reflex de 10 cm situado justo en la base, con una potencia de 40W. Del resto de frecuencias se encargan dos transductores de rango completo, con una amplificación cada uno de 20W. La potencia total de la barra es de 80W RMS.

El sonido de esta base es el adecuado para el precio que se paga. Cuando salió al mercado era un producto que claramente tenía sobreprecio, pero al precio al que está ahora mismo, es una buena base de sonido, con un sonido decente en frecuencias medias y altas. Respecto a los bajos, hay buena presencia de ellos, aunque no tienen la pegada de otras barras de sonido con subwoofer externo.

El diseño de esta Sony HTXT100 es bastante atractivo. Está hecha en su mayor parte de plástico, pero este es resistente y tiene un elegante acabado mate. La base aguanta televisores de hasta 30 Kg. En la parte frontal, justo en el centro, tiene una pantalla LCD, y en la parte derecha tiene una serie de botones físicos para la selección de la fuente de sonido, el apagado y encendido de la base y el ajuste de volumen. La base también viene con mando a distancia.

En cuanto a conexiones, la Sony HTXT100 viene con las justas y necesarias. Tiene un puerto de audio digital óptico, otro puerto HDMI ARC y una entrada auxiliar de 3,5mm. Sus conexiones inalámbricas son Bluetooth con el estándar 4.0 y NFC. La compatibilidad de archivos se reduce a MP3, AAC y WMA, y en cuanto a audio multicanal, únicamente tiene decodificación Dolby.

Sony HT-XT100 - Base de Sonido de 80W (2.1ch, 1x SW Integrado, BT/NFC, 1x HDMI, para TV de 32-55”), Negro
Potencia total de 80W; Configuración de 2.1 canales; Subwoofer integrado; Funciones inalámbricas Bluetooth y NFC

Denon DHT-T110: buena, bonita y barata

Otra base de sonido en la gama baja es la Denon DHT-T110, que ya fue incluida en nuestra selección de barras de sonido baratas. Se trata de otra base con 2 canales aunque con ausencia de subwoofer, ni interno ni externo.

Bases de sonido: Denon DHT-T110

Lo que sí tiene es un tweeter y un woofer por canal, con lo que el sonido es nítido en las frecuencias medias y altas. Evidentemente le falta pegada en los graves, pues únicamente tiene dos puertos traseros de expulsión de aire de las frecuencias bajas, que son generadas únicamente por los woofers. A pesar de la falta de pegada y extensión en los graves, el sonido es muy equilibrado en el resto de frecuencias, haciéndola muy disfrutable tanto para contenidos de televisión como para música.

La Denon DHT-T110 es robusta y resiente. Permite alojar televisores de hasta 27 Kg, y por anchura es ideal para televisores de un máximo de 50″. La base no tiene display frontal, aunque sí dispone de una serie de botones físicos con LED para el control de la base, así como también un sencillo mando a distancia.

La Denon DHT-T110 únicamente incorpora decodificador Dolby. Tampoco cuenta con ninguna entrada HDMI, siendo sus únicas conexiones una entrada digital óptica, otra coaxial y otra entrada analógica de 3,5 mm. También tenemos Bluetooth, para los que quieran lanzar música a la barra a través de sus smartphones.

Denon DHT-T110 Barra de sonido para TV (3.5mm, aptX, Bluetooth)
Barra de sonido estéreo con capacidad para soportar TVs de hasta 27 kg/50"; Entradas digitales ópticas, coaxiales y una entrada analógica
167,99 €

Canton DM 50: Una excelente base de sonido compacta

Canton es una empresa alemana especializada en productos de audio. La Canton DM 50 es una de sus bases de sonido más populares, con un sonido magnífico y un precio nada desorbitado.

Bases de sonido: Canton DM 50

Dentro de la base hay 2 tweeters, 2 mid-woofers y 1 subwoofer dual, conformando una configuración de 2.1 canales. El sonido de la Canton DM 50 es muy bueno, con claridad y equilibrio en las frecuencias medias y altas y una gran extensión de graves gracias al buen trabajo del subwoofer interno. Sus 200W RMS permiten un sonido libre de distorsión pero con la dinámica y la potencia necesaria para llenar salones de gran tamaño. En pocas palabras, un rendimiento sobresaliente.

Sorprende el dinamismo y amplitud de su sonido, teniendo en cuenta que es una base de sonido compacta, con una anchura de 54.5 cm y solo 30 cm de profundidad. La DM 50 es también una de las más resistentes, ya que soporta televisores de hasta 40 Kg de peso.

Lo peor de la DM 50 es, sin duda, su incompatibilidad con DTS. Canton anuncia la tecnología DTS TruSurround, pero esto es tan solo un efecto de surround virtual generado a partir de una fuente estéreo. Así pues, la Canton DM 50 únicamente lleva decodificación Dolby. También es un ligero inconveniente no encontrar ninguna conexión HDMI, limitándose este apartado a la inclusión de un puerto de audio digital óptico, una entrada auxiliar de 3,5mm, una entrada coaxial y conectividad Bluetooth. También tiene una salida para añadir un subwoofer externo.

Canton DM 50 SE - Barra de Sonido, Negro (Bluetooth 3.0, 200 W, Dolby Digital), Negro
Puede ser controlado con su propia cuenta o con el mando a distancia del televisor; Bluetooth - selecciona automáticamente la entrada Bluetooth

Yamaha SRT-1000: base de sonido con tecnología Beam

La Yamaha SRT-1000 forma parte de la gama de equipos Home Cinema de la compañía japonesa que gozan de la tecnología Beam, patentada por Yamaha y consistente en hacer rebotar en las paredes unos haces de sonido, generando un campo de sonido envolvente real y muy cercano a un equipo con altavoces traseros.

Bases de sonido: Yamaha SRT-1000

Así pues, la Yamaha SRT-1000 emula el sonido de un equipo 5.1 sin necesidad de altavoces surround dedicados. El secreto de esta tecnología reside en sus ocho altavoces direccionales en la parte central, más dos woofers ovalados en ambos laterales. Además, tiene el subwoofer integrado, y este es de buena calidad, aportando unos graves con extensión y pegada. En general, el sonido de la SRT-1000 es excelente, pero sobresaliendo especialmente en contenidos con audio multicanal, ya sea cine, series o videojuegos, donde la emulación del sonido envolvente es espectacular.

Por tamaño, la SRT-1000 es perfecta para televisores de unas 55″. Su robustez y la calidad de los materiales con los que está hecha también la hacen apta para soportar televisores con un peso máximo de 40 Kg. El acabado estriado y de color negro de la base aporta la dosis necesaria de elegancia para que la SRT-1000 quede genial en cualquier salón.

Las conexiones de la base son dos puertos de audio digital óptico, uno coaxial, otro analógico y una salida RCA para conectar un subwoofer externo. Lamentablemente no hay puertos HDMI, aunque queda compensado con el soporte completo para decodificación Dolby y DTS. Esta base también cuenta con Bluetooth.

Yamaha ASRT1000BL - Altavoz base de estantería de 136W, negro
Conexión Bluetooth; Potencia total 136 W; Soporta TV hasta 55"; Conexión y manejo sencillo

Canton DM 75: una gran base de sonido, un gran sonido

La Canton DM 75 es la hermana grande de la DM 50 que hemos visto antes. Básicamente se trata de la opción para los que pueden acomodarla en el mueble de sus televisores, ya que cuenta con una anchura de 72 cm, siendo una de las bases de sonido más grandes.

Bases de sonido: Canton DM 75

La amplitud de la base permite albergar en su interior hasta 4 drivers de subwoofers (la DM 50 solo tenía 2). Esto se traduce en una respuesta de graves poderosa, a la que acompaña una buena definición de medios y agudos gracias a los dos woofers de 5 cm y los otros dos tweeters de 25 mm que les acompañan. El sonido es amplio, claro, dinámico y con mucha pegada, siendo una base de sonido apta para todo tipo de usos.

Al igual que su hermana pequeña, está hecha de buenos materiales, con un chasis con acabado de aluminio cepillado y una malla metálica que protege los transductores. La robustez de la base está fuera de toda duda, soportando televisores de hasta 40 Kg de peso.

En el apartado de conexiones, la Canton DM 75 es igual que su hermana pequeña, la DM 50, con su mismo puerto de audio digital óptico, entrada coaxial, otra auxiliar de 3,5mm y la conexión Bluetooth, amén de una salida RCA para conectar el subwoofer externo que sea de nuestro gusto. En la falta de puertos HDMI, así como de decodificación DTS, es donde encontramos las principales fallas de esta base de sonido que, por otra parte, ofrece una de las mejores experiencias de sonido en su segmento.

Canton DM 75 - Barra de Sonido (200 W, 35 - 23000 Hz, Control Remoto, con con Bluetooth), Color Blanco
Dolby Digital; DTS TruSurround; Subwoofer integrado; Simple utilización; Bluetooth

Sonos Playbase: la mejor base de sonido del momento

La Sonos Playbase está en nuestro ranking de las mejores barras de sonido, siendo como es la mejor base de sonido que puedes comprar a día de hoy.

Bases de sonido: Sonos Playbase

Se trata de una impresionante base de 72 cm de ancho y 38 cm de profundidad, con un diseño precioso, minimalista y hecho de una sola pieza de policarbonato, que le confiere un aspecto moderno, elegante y robusto; la Playbase soporta televisores con un peso máximo de 35 Kg.

Dentro de la Playbase se encuentran 10 transductores: 3 de medios, 3 de agudos y 1 subwoofer interno, formando una configuración de canales 3.1 que convierten a la Playbase en una de las pocas bases de sonido con canal central para diálogos. El sonido es extraordinario: a la calidad de los transductores se le une una amplificación digital de clase D que garantiza poder llevar el volumen a niveles máximos sin que haya distorsión. El sonido es en todo momento potente, claro, limpio y nítido en todas las frecuencias, y con una extensión de graves que satisfará al 95% de los usuarios.

La capacidad de inmersión en el sonido que proporciona la Sonos Playbase viene dada sobre todo por la claridad de los diálogos, gracias al canal central, y a unos tweeters laterales que proyectan el sonido hacia los lados, generando un campo auditivo amplio. La Sonos Playbase proporciona una experiencia envolvente sin necesidad de procesamientos artificiales del sonido, como sí ocurre con bases de sonido y barras de gamas más bajas.

Debido a la excelencia de su sonido, la Playbase se queda cerca de ser la base de sonido perfecta. No lo es, más que nada, por la ausencia de entradas HDMI y su incompatibilidad con DTS. De hecho, las únicas conexiones que trae son un puerto para cable de audio digital óptico, y la conectividad WiFi que llevan todos los altavoces de Sonos, necesaria en cualquier caso para sus funciones como altavoz multiroom de la compañía.

Si obviamos estos pequeños inconvenientes, y nos podemos permitir lo que cuesta, nos haremos con una base de sonido espléndida, que proporciona una de las mejores experiencias de sonido de cualquier barra o base de sonido del mercado, y a la que se le pueden añadir en cualquier momento el Sonos SUB (subwoofer externo) o dos Play 1 (altavoces inalámbricos) para que actúen como altavoces surround, y formar así un impresionante equipo 5.1 completo.

[wpsm_highlight color=»yellow»]Puedes leer aquí nuestro análisis completo de la Sonos Playbase[/wpsm_highlight]