Este artículo es un poco distinto a los que escribo habitualmente. En él quiero aportar mi punto de vista sobre las barras de sonido Bose, ya que es un tema recurrente y por el que me preguntan a menudo.

Verás que en mi guía de compra de barras de sonido no recomiendo ninguna de las barras de sonido de Bose. El motivo es, simplemente, que no están a la altura de la competencia.

Me dirás que como puede ser, con la buena fama que tiene Bose, y con la enorme cantidad de comentarios positivos que tienen sus productos en Amazon y en otras tiendas.

Pienso que Bose es una de las marcas de productos de sonido más sobrevaloradas que existen. No puedo hablar de sus productos dirigidos a profesionales porque no los conozco, pero en cuanto a altavoces Bluetooth y barras de sonido es una marca que no merece la fama que tiene.

Su principal problema: el precio

El principal problema de los productos Bose es su precio. La marca aprovecha esa reputación que tiene como una de las mejores compañías de sonido e infla el precio de sus productos mucho más allá de lo que les corresponde por características reales.

Bose es el perfecto ejemplo de que el marketing, en efecto, funciona a la hora de vender. Bose sabe vender muy bien sus productos, con textos sugerentes e imágenes muy bonitas. No hay duda de que sus productos son estéticamente muy atractivos, y eso también ayuda a vender.

No obstante, fíjate que nunca ponen un solo dato técnico de sonido en sus especificaciones. Ni siquiera te indican el dato de su potencia RMS o cuantos transductores internos hay en la barra, datos que la mayoría de fabricantes sí ofrecen. Estos datos por sí solos no significan nada, pero es llamativo que una marca de reputación en sonido no los proporcione.

Hay que decir que con Sonos ocurre un poco lo mismo. Algunos de sus productos tienen precios prohibitivos, y es otra marca que sabe vender muy bien sus productos. Pero hay que decir que al menos, en cuanto a calidad de sonido, Sonos le pega un buen meneo a Bose.

Barras de sonido Bose

Comparando las barras de sonido Bose frente a su competencia

El ejemplo más clamoroso es el de la Bose Solo 5. Esta barra es una de las primeras que analicé en esta web, motivado por la enorme cantidad de opiniones positivas que tiene.

La decepción fue monumental. Esta barra ofrece un sonido muy pobre, el peor de entre todas las barras de sonido que he probado nunca. Para que te hagas una idea, suena como un altavoz Bluetooth de marca china, de los que cuestan alrededor de 50€. Y Bose te la está vendiendo por más de 200€. Un abuso.

Por el mismo precio de la Bose Solo 5 tienes la Samsung HW-N450, que suena infinitamente mejor, trae más conexiones y es compatible con DTS. También las Yamaha YAS-107 o la YAS-105. Incluso la Sony HT-MT300, sin ser una maravilla, suena mejor y tienes más prestaciones.

En el caso de la Bose Soundbar 500, he de decir que mejora notablemente a la Solo 5, pero nuevamente me encuentro con que su precio es demasiado alto para lo que ofrece. Por ejemplo, tienes la Samsung HW-MS650, que frente a la Soundbar 500 tiene las ventajas de un sonido muchísimo mejor, de tener conexiones HDMI y soporte para DTS. Y es que encima, la Samsung es más barata, y no poco sino bastante: más de 100€ de diferencia entre ambas.

Otra rival es la Denon HEOS HomeCinema, que tiene también un sonido magnífico, muy superior a la Soundbar 500, que también tiene más puertos HDMI, soporte para DTS y encima viene con uno de los mejores subwoofers inalámbricos que se pueden comprar por debajo de los 500€. Y por supuesto, es más barata que la Bose.

Por último, otro ejemplo clamoroso es el de la Bose Soundbar 700, una barra que no he podido probar a fondo pero sí escuchar en una tienda especializada de audio. Su sonido es prácticamente el mismo que el de la Soundbar 500, tampoco tiene conexiones HDMI más allá de un puerto HDMI ARC y, eso sí, decodifica DTS. Su precio: desde 764,15 €. Una burrada.

Por bastante menos, tienes la Samsung HW-N850, cuya diferencia en calidad de sonido es abismal, por no hablar de sus múltiples conexiones HDMI y su compatibilidad con Dolby Atmos y DTS:X. Lo mires por donde lo mires no hay por donde cogerlo, la diferencia de calidad entre ambas es tremenda y encima la Samsung es mucho más barata.

La comparación es sangrante si pensamos en, por ejemplo, la Sony HT-ST5000, que es una barra absolutamente espectacular, con soporte para DTS:X y Dolby Atmos, un sonido bestial y uno de los mejores subwoofers inalámbricos que yo he tenido ocasión de escuchar, pero cuyo precio es también desorbitado. No obstante, lo es menos si piensas que el conjunto de la Bose Soundbar 700 + el Bass Module 700 está en torno a los 1400€, que es justamente lo que cuesta la Sony. ¿Cabe decir cuál de las 2 te recomiendo?

Incluso si la comparamos con Sonos, que es otra marca que infla bastante sus precios, sale perdiendo en la comparativa. Ya que por ejemplo la Sonos Playbar y la Sonos Playbase cuestan menos. Es cierto que no tienen HDMI ARC, ni Bluetooth, ni asistente virtual Alexa integrado, ni decodificación DTS. Esos son los puntos donde sale ganando la Soundbar 700, pero en lo realmente importante en un altavoz, la calidad de sonido, sale perdiendo, ya que al menos la Playbar y la Playbase ofrecen un sonido realmente fantástico, próximo a la alta fidelidad.

Más o menos parecido ocurre con algunos de sus altavoces inalámbricos. Por ejemplo, Bose ha estado vendiendo durante mucho tiempo el SoundTouch 30 a un precio similar al del Sonos Play 5. La calidad de sonido del Play 5 es de lo mejorcito que hay en altavoces inalámbricos, un sonido verdaderamente de alta fidelidad con una de las mejores respuestas de graves que yo he escuchado en un altavoz de este tipo. La diferencia entre ambos es, nuevamente, abismal.

Piénsatelo dos veces antes de comprar Bose

Así pues, y viendo todo esto, se me hace muy difícil recomendar barras de sonido Bose frente a lo que la competencia ofrece. No tengo nada en contra de Bose, y está claro que haciendo lo que hacen les va bien, así que no voy a darles lecciones sobre cómo tienen que hacer su trabajo, pero particularmente me duele ver cómo hay gente que se gasta un dineral en sus productos cuando por menos dinero podrían tener productos mejores.

La única excepción donde Bose sí parece cumplir con la expectativa es en los auriculares Bluetooth. Sus Bose Quietconfort 35 II tienen una buena puntuación en rtings, y es verdad que son cómodos, aíslan muy bien del ruido y suenan bastante bien.

Está claro que no todo el mundo ha de saber de sonido, pero creo que precisamente mi trabajo con esta web es la de ayudar a esa gente sin demasiados conocimientos de sonido y que se dejan asesorar por comerciales y vendedores en grandes centros comerciales, que en muchas ocasiones no saben mucho más de sonido que los propios usuarios que les van a comprar.

Por lo tanto, mi consejo es que, si estás pensando en comprar una barra de sonido Bose, te lo pienses dos veces y mires alternativas. Cualquiera de las que menciono en este artículo te servirá mejor, y encima ahorrarás dinero.